La Religión y la Consciencia.

No son justos los que conocen la Ley (la Voluntad de Dios), sino aquellos que la cumplen, pero aquellos que no conociendo la Ley la cumplen por naturaleza, esos son ley para sí mismos pues, la Ley está escrita en sus corazones siendo testigo su conciencia. Por ello, no es el conocimiento de la Ley (dogmas y doctrinas religiosas) lo que nos justifica -nos salva ante “el Juicio de Dios”- sino el cumplimiento en el ejercicio cotidiano de los designios de la consciencia (de la Ley manifestada a través de nuestra intención).

Entonces, no es lo importante conocer la Ley o acogerse a religión alguna, sino tener un corazón sano donde la Ley surge natural y sin excusa. No fue el conocimiento ni la sabiduría lo que justificó a Abraham ante Dios sino su Fe y su obediencia incondicional, la Ley fue dada 430 años después a través de Moisés. Pues la Ley es para el que aún no ha abierto su corazón más quien ha abierto su corazón es Ley en sí mismo, porque ese de corazón sano es la Consciencia Viva Yo Soy, es el Verbo encarnado, es Dios en acción aquí y ahora!.

Las religiones interpretaron la Ley de Dios difundida a través de quienes abrieron sus corazones y la manifestaron natural y sin excusas, siendo estos una especie de Mensajeros quienes vinieron no a traer un mensaje sino a traducirlo pues el mensaje está grabado en cada manifestación de vida pero no toda vida tiene consciencia para comprender pues muchos creen ver pero son ciegos. Las religiones ordenan el mensaje pero, ¿cómo puede interpretar el mensaje quien no comprende el lenguaje en el que se expresa el corazón? “ciegos guiando a ciegos” ¿Cómo puede decir “esto es poco” o “esto es mucho” quien no ha practicado la Ley en sí mismo, quien no ha degustado el sabor que ella tiene? “Hipócritas que obligas a otros a hacer lo que ustedes no hacen y exigís devoción y respeto, y culpas y expulsas del templo a quien no se acoge a la ley que ustedes ignoran!. Pero, acaso, ¿la religión no sirve, es un recurso de manipulación social como suelen acusarle?

Las Religiones contienen el mensaje de lo que de Corazón abierto, de los que han llamado Profetas, Mensajeros, Enviados, Elegidos… ellos han asumido como propósito de vida el de dar a conocer la verdad del mensaje, son correctores que vinieron a arreglar los errores en la interpretación de la Ley o bien en el uso del poder que la posición les otorgaba como sacerdotes de sus pueblos. Las Religiones contienen Verdades,  contienen las estrofas de la Verdad, traducidas por esos seres que vinieron con ese fin, no con el de formar religiones sino para traducir la Verdad en términos que sean comprendida y así aplicada por el que más lejos estaba de su senda.

¿Por qué atender primero al más pobre de corazón, al que tiene su corazón cerrado, bloqueado? ¿no debería ser primero atendido el más virtuoso y recibir distinción entre los otros? Porque toda organización humana y considerando a la humanidad es un cuerpo organizado, tiene la virtud que el más virtuoso de los hombres que la compone puede tener y es tan miserable como puede serlo el más miserable de los hombres que la conforma por eso, atendiendo al más miserable y sanándolo se sana a todo el cuerpo o, acaso, cuando tu cuerpo enferma no solo se afectan las células y órganos enfermos sino que todo tu ser se turba ante el dolor y la fiebre… entonces, atenderás primero el foco de la enfermedad, sanarás las células y órganos enfermos y todo el cuerpo irá sanando conforma se sanan las células y órganos que han originado el problema. Así también el cuerpo social.

En las religiones están las estrofas de la Verdad, pero no todas, sino que cada religión ha tomado y ha hecho suya esa parte de la Verdad que han traducido al idioma vulgar los mensajeros a quienes que quienes la religión reconoce y adora en su devoción. Cada mensajero ha hablado en el idioma del colectivo humano al cual ha sido destinado su mensaje. No hay diferencian sustancial entre una y otra estrofa, como no hay diferencias entre las estrofas que componen la misma historia aunque cada una de ellas se refiera a distintos momentos y circunstancias.

Las religiones son necesarias, en ellas se congregan los sedientos de Verdad, los que buscan al Reino pero son ciegos para ver y sordos para escuchar así como el cachorro que apenas sale del vientre de su madre se arrastra hasta la teta y de ella recibe todo lo necesario para vivir mientras crece. Así el hombre que busca la Ley, la religión, el dogma y el ritual, reconoce su limitación y busca la Verdad como puede. A ese  hombre lo salva su intención porque se ha dicho que: “el que busca encuentra, al que llama e le abrirá la puerta y al que pide se le dará”. Cada vez que acusamos a la religión por el error de algunos que se hacen llamar religiosos o de quienes forman parte de la estructura de la organización, cometemos un error pues aquel que ostenta la miseria y condena a su orden a ser tan miserable como él mismo lo es, aquel debe ser sanado para elevar la virtud no solo del sujeto sino de su orden religiosa. Acaso Dios te condena por pecador o te perdona y te redime, ¿cómo puede pedir perdón y arrepentirse quien ignora su error, quien está ciego para ver y ordo para escuchar? ¿cómo pueden arrepentirse quien “no sabe lo que hace”?

Ayuda al ciego y al sordo, ayuda al ignorante, no te aproveches de ellos, no los acuses por las consecuencias de sus limitaciones más bien ensénale con ejemplo, ¿cómo? el corazón abierto es Dios en Acción, si tu corazón está abierto, entonces, ante ese que es ciego y sordo e ignorante, actúa tal cual actuaría Dios, tal cual desearías que Dios actúe ante tus errores, no los que conoces sino aquellos que aún permanecen bajo el manto de lo incomprensible e imperceptible, no sea que cuando ese manto se corra caiga sobre vos el juicio y halles excusa que te salve pero, si actúas como Dios actuaría ante el error de los otros, entonces, habrás ganado la absolución de tus errores, de esos que aún permanecen ocultos ante tus ojos.

Cuando abrimos nuestro corazón, no necesitamos acogernos a la religión, no necesitamos atender la Ley que ha sido dada al hombre a través de los Mensajeros. Solamente debemos actuar desde el corazón, teniendo como testigo y Guía a la consciencia, al que Yo Soy más allá de la identidad que he asumido en esta experimentación como ser humano, en mi caso la de Nicolás. Vivir en esta dualidad donde ambos “Yo” actúan despiertos y conscientes, es como vivir en un matrimonio perfecto. Ambos deciden, ambos comparten lo mejor de cada uno, el Yo Ego, ese que ha surgido de la condición humana y de la experiencia en este suelo convive con el Yo Divino, ese eterno y completo. Ambos conforman el Matrimonio Primordial.

Entonces, la religión, el dogma, el ritual, la Ley dada a los hombres debe ser respetada y todo aquel que aún es pequeño para caminar solo, debe entonces acogerse a la Ley así como el niño agarra la mano de su Padre para andar por la calle, hasta que aprenda a caminar solo y entonces, cuando su corazón esté abierto será él mismo la manifestación de la Voluntad de Dios en acción, será el mismo un Mensajero, será ejemplo vivo de lo que Es.

Estos son los dos caminos en esta vida, los dos Caminos que debes tomar, uno el de la Ley cuando aún eres ciego para ver, aunque veas… y sordo para oír aunque escuches…. pero claro, es preciso humildad para aceptar tu limitación y “arrodillarte” ante la Ley. Y, el otro camino, es el Camino del Despierto, el que ha abierto u corazón y vive en conexión y sincronía con la Ley, es él la Consciencia Viva del Yo Soy experimentando el aquí y ahora, conviviendo en perfecta armonía con el Yo Ego, así como un matrimonio perfecto unido por el AMOR.

Saludos amigos/as

Nicolás Niglia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s