El Estado de NADA, el Ego apagado.

Debemos llegar al estado de no querer nada, de no tener deseo de nada, de no necesitar! y soltarnos en la plena confianza de que tenemos todo lo que necesitamos en el momento oportuno así como si bien necesitamos del aire que respiramos pero no estamos pendientes en cada inhalación de si será suficiente o no… En ese estado de NADA nos encontraremos con el TODO que somos pues, cuando queremos algo, cuando deseamos ser o hacer, ese impulso viene del mecanismo del EGO y al querer, al desear ejercemos una tensión que nos densifica y nuestros pensamientos, nuestro nivel de consciencia será entonces el que corresponde al nivel de densidad en el que estemos y al que nos ha conducido la tensión que ejercimos al desear ser, hacer o tener cualquier cosa que ambicionamos.

plenitud

Cuando queremos/deseamos estamos planteando una ausencia, una falta, estamos generando una necesidad. Del mismo modo que si de pronto piensas que necesitas oxigeno, que te falta el aire y te esfuerzas por respirar más y más, entonces lo único que logras es un exceso de oxígeno que comienza a marearte y a descomponerte sintiendo que te mueres pero percibiendo a la vez que es “por la falta de aire…” Querer/Desear es algo similar a esto, pues cuando queremos ser algo que no somos estamos planteando una realidad incoherente dado que somos todo lo que necesitamos ser y lo que no somos, no lo seremos jamás en esta vida pues no lo necesitamos para Ser.

El ego, como he comentado ya en varios escritos, es la identidad del sujeto ser humano, es la identificación que surge de la experiencia de vivir como un ser humano, en la piel de un hombre/mujer y en este mundo 3D. Esta identificación con el ser humano, cuando es plena, es decir cuando solo nos identificamos con esta realidad, entonces nos condiciona plenamente a las limitaciones del mecanismo humano para comprenderse y comprender la realidad tal como Es. Cuando estamos sujetos a este mecanismo y actuamos desde el Yo Ego vivimos regidos por el condicionamiento que la naturaleza humana impone, esto es “la necesidad”. Necesitamos aprender desde respirar cuando salimos de mamá, caminar, hablar, relacionarnos, lee, escribir, una profesión, etc. La necesidad es un estado crónico que es natural a la especie animal, no solo a la humana. Podríamos decir que la necesidad es el gran motivador que mueve la vida en esta dimensión de realidad animal 3D.

Este estado permanente de necesidad deriva en una serie de emociones, sensaciones, pensamientos, actitudes, personalidades… la competencia, la lucha por conseguir lo que no tenemos, lo necesario, todo ello ejerce una tensión que nos densifica y “endurece el corazón”. Mientras vivimos baje este estado de tensión no hay lugar para nada más que EGO, somos un perfecto animal ser humano y nuestro inconsciente y el subconsciente nos rigen de manera implacable. Mientras vivimos en este estado de tensión no hay lugar para el amor…

¿Cómo salimos entonces de este estado de tensión que nos densifica y nos mantiene en la vida de necesidad crónica?

Al estar totalmente identificados con la naturaleza humana, asumimos las características de esta condición como si fueran nuestras y como todo lo que somos, por ende, nos asumimos mortales y dado que el mecanismo animal humano (instinto) nos persuadirá de rechazar la muerte, lucharemos por evitarla aunque sepamos que llegará de todos modos. Este rechazo a la muerte y a todo lo que implica una amenaza se manifiesta a través de una sensación que llamamos miedo, es el miedo la sensación que nos mantiene en ese estado de tensión, de estrés y lo que nos hace vibrar en ese nivel de realidad denso donde solo resuenan pensamientos de tensión, emociones de tensión, etc. Debemos, entonces, liberarnos del miedo para atenuar la tensión,  pero, ¿cómo lograrlo?

Cuando comenzamos a comprender que no somos solamente este ser humano en el que hemos encarnado sino que esta es una identidad transitoria de lo que somos, cuando comienza a surgir un nuevo estado de Consciencia que no nos identifica con el hombre o mujer sino con una identidad más allá de este mundo y que llamamos Espíritu, entonces la identificación con el ego y con este mundo comienza a ser más relativa y menos plena y por ende, todos los mecanismos del ser humano pierden eficacia, entre ellos el miedo.

Si tuvieras certeza, es decir, si tu Yo Ego tuviera las pruebas tal cual el ego las necesita para creer, de que existe vida después de la muerte, de que no mueres cuando muere el cuerpo, entonces dejarías de temerle a la muerte, dejarías de evitarla, vivirías la vida con otra actitud y ello transformaría tu personalidad radicalmente. Entonces, el miedo perdería eficacia porque, ¿cuál es el mayor de todos los miedos? Y no solo el miedo, sino que la ansiedad, el apuro, el tiempo, todas estas cualidades naturales de este estado de realidad perderían valor en la toma de tus decisiones.

Si comprendieras que eres eterno, entonces vivirías sin apuro y sin frustraciones y fracasos pues “hay tiempo para todo”. Es decir, cuando comienzas a “despertar” en un nuevo estado de consciencia y una nueva identidad surge, además de la identidad del Yo Ego, entonces este  mundo y esta vida se hacen relativas pues comprendes además que esta vida no es un fin en sí misma sino un medio, un puente. ¿A qué temer entonces?

Pero, cómo sería esto de la NADA, de no desear ni querer nada? se puede vivir así? Tal vez te imagines entado con la mirada perdida en el horizonte y sin moverte de ahí. Eso no es la nada a lo que me refiero pues te diré, vos no quieres/deseas respirar pero respiras de todos modos, no quieres/deseas dormir… sí! Necesitas respirar y dormir, entre otras cosas más, pero no es necesario que quieras o desees hacerlo para lograrlo, cuando es necesario que desees / quieras respirar es porque hay un desequilibrio, hay un bloqueo hay algo que esta estorbando y eso es siempre una creación del mismo sujeto, como el caso del ejemplo que di al principio de este texto.

Uno no necesita ser lo que ya es, no necesitamos querer ser hombres cuando hemos nacido hombres y lo somos por naturaleza, no necesitamos desear dormir, comer, respirar, digerir, hablar, es parte de nuestra naturaleza y viene dado. Cuando esto implica un esfuerzo y cuando manifestar lo que somos por naturaleza genera tensión y estrés es ahí donde está el desequilibrio, el problema!

Por supuesto, en este mundo actual donde se crean necesidades que no son necesarias y donde lo necesario se restringe para construir valor a partir de tu deseo de obtener aquello que necesitas para vivir, es difícil equilibrarse pero, es este el reto que esta realidad y este mundo nos propone y el cual debemos atravesar para Ser.

Debemos confiar! Debemos tener Fe y soltarnos a la NADA, a la nada de deseos y querer ser, tener o hacer y solo así, cuando nos liberemos del deseo y del querer podremos manifestar con naturalidad, como debe ser, sin tensión, sin estrés, lo que somos por esencia. Solo cuando nos liberemos de esa tensión que nos densifica podremos elevar la vibración y activar el cuerpo de Luz y elevarnos a un nuevo estado de consciencia donde tendremos acceso a otros pensamientos, emociones pues nuestra vinculación con la Vida será de una manera más amplia y profunda a la vez.

Entonces, esta vida y todo lo que este mundo puede darnos y quitarnos, todo lo que podemos “perder” no es nada, del mismo modo que puede ser para quien teniendo un mal empleo, en una actividad que no le interesa y con una mala remuneración, de pronto un día se entera de que ganó la Lotería… ¿qué problema tendrá de soltar todo en ese empleo, en dejar su escritorio, su puesto, su sueldo y sus rutinas? Así sucede con quien despierta a un nuevo estado de Consciencia y comienza a identificarse con un aspecto de sí mismo más elevado, no condicionado a un cuerpo y sus limitaciones y a este mundo y sus placeres y dolores.

Debemos enfocarnos hacia el estado que he llamado NADA, un estado donde soltamos todo deseo de ser, tener o hacer cualquier cosa y sencillamente somos, así como respiramos cada instante sin más esfuerzo ni preocupaciones que eso, Ser.

Saludos
Nicolás Niglia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s