¿Quien y qué era Jesús el Cristo?

(con todo mi respeto por los amigos religiosos y creyentes de su costumbre dogmática, tomen esto como una simple opinión, pues no hay otro ánimo de aporte que el de Servir a la Verdad)

Para comprender quién y qué era Jesús y, sobre todo, la magnitud del trabajo que llevó a cabo Jesús y por lo cual fue necesario hacerlo encarnado, como mortal, debemos repasar antes algunos conceptos básicos sin los cuales la “historia no cierra” y puede ser percibida como un “sin sentido”.

Existe algo que se llama campo mórfico, una red electromagnética que rodea al planeta como una especie de “piel de cebolla”. Cada forma de vida tiene su propia rejilla electromagnética, en la cual está programada y almacenada toda la información de cada especie viva en Gaia. Cada individuo de cada especie está conectado a un campo mórfico del cual recibe información como si fuera esta una conexión de “terminal de usuario” a “servidor central”. Lo que no existe en la plantilla electromagnética no existe en ninguna de las personas conectadas a esta salvo, que se trate de una persona inusual, extraordinaria cuyo propósito de vida consiste precisamente en agregar nuevos programas a esa rejilla.

Jesús, el Cristo, estableció enlace con la Consciencia Crística en el Campo Mórfico de la humanidad, en Gaia. Y lo hizo solo para mostrarnos y dejar antecedente de cómo se debe hacer... a eso se lo llama: “el Camino”, que cada ser humano debe seguir para conseguir su conexión con la rejilla de Consciencia Cristica que rodea a Gaia.

Para que la vida de Jesús sirviera de ejemplo a fin de que la humanidad pueda encontrar y seguir El Camino, Jesús debía ser un ser humano!, tan humano como vos y como yo… de lo contrario su ejemplo no sería legítimo y tampoco nos sería útil. Pues si llegamos a la conclusión de que Jesús era un extraterrestre encarnado y consideramos que nosotros no somos extraterrestres sino que somos 100% terrenales, entonces lo que Jesús hizo no sería aplicable o imitable por nosotros, sería él y su ejemplo una especie de utopía inalcanzable para cualquier ser humano común y corriente…

No! no es esta la idea de Jesús y de su vida.. no fue el sentido de su obra el de exaltarse a sí mismo y distinguirse del resto de los mortales. Todo lo contrario! Jesús, fue hombre como todo hombre, pero, si acaso  tenía una diferencia era su Estado de Consciencia activo mucho mayor al común denominador de entonces; pero, no porque este estado sea exclusivo de Jesús sino solo para que tengamos ejemplo y testimonio de lo que debemos hacer con la vida y en lo que nos transformaremos si acaso hacemos lo correcto.

La manera de conocer a Jesús y comprender qué fue y quién es, es a través de nosotros mismos, es a través del Cristo en cada uno de nosotros ¿cómo llegamos a ese estado del Ser, al Estado Crístico? Buscando el Reino! sin condiciones, sin excusas sin miedos y sin expectativas…. si tenemos sensibilidad para hacer lo correcto, pues hagamoslo sin medida, sin condiciones… lo que el otro hace no es excusa para que dejemos de actuar a consciencia, haciendo lo que sabemos es lo bueno, lo correcto, lo que corresponde. Seamos impecables! y entonces, naturalmente comenzará a emerger de nosotros un nuevo estado de Ser, un estado que llamamos Cristico y comenzaremos a comprender a Jesús y no necesitaremos la interpretación de otros acerca de quién fue y de qué era.

Cada hijo tiene una idea de lo que su padre fue y era, pero la idea de cada hijo no es lo que su padre era sino la idea del hijo. Lo que otros pueden contarnos acerca de Jesús es solo su idea, la cual está limitada a su capacidad de interpretación y a su sensibilidad perceptiva.  Cuando miramos un video o leemos un libro referido a Jesús, y decimos “esto es verdad, así fue, esto era él” solamente estamos dando crédito a la idea de otro y la razón por la cual le damos crédito a esa idea y no a otra  idea referida a lo que Jesús fue y era, es porque tenemos una sensibilidad perceptiva e interpretación resonante con al del autor del video o del libro en cuestión.

¿Por qué es verdad una historia y no otra? porque una nos cae bien y otra nos incomoda… entonces, el tema no es la historia ni la manera de contarla sino las ideas previas en nosotros acerca del tema que estamos observando, en este caso, Jesús.  Si nos comportamos de esta manera, casi dogmática entonces no llegaremos a comprender realmente quién era y es Jesús. Porque seguiremos en la ceguera, estaremos poniendo fuera de nosotros y lejos de nosotros lo que en realidad debemos encontrar en nuestro interior y, este es el tema clave de este asunto!

Cada vez que se dicen cosas como que Jesús era extra terrestre… el mensaje es: Jesús era distinto a vos, no era humano y por ende lo que él hizo solo lo puede hacer un ser no humano como él… y es este el problema con el revisionismo histórico y con estos mensajes que pretenden revelar al “verdadero Jesús” y en realidad lo único que hacen es alejarlo y estorbar su obra. El tema no es si Jesús era extra humano o no, sino  que el tema es qué eres tu? eres extra humano como Jesús? tienes una naturaleza que te hace extraterrestre tal cual Jesús? y por ende, si es así, tienes la misma cualidad natural que Jesús? puedes, entonces, ser un Cristo, como Jesús lo fue? estas son las preguntas que, en tal caso, deben dirigir nuestra investigación. Y, en este caso, no debemos revisar la historia de Jesús sino que debemos ir a lo profundo de nuestro Ser y observarnos, comprendernos, reconocernos y recordarnos…

Uno de los problemas de la idolatría es, precisamente, que nos da la falsa sensación de satisfacer el propósito de la vida adorando imágenes y deidades. Entonces, creemos y sentimos que “estamos cumpliendo”, que somos mejores por el solo hecho de ser devotos incondicionales de una deidad… es como el que vive pidiendo perdón pero no deja de hacer aquello por lo que pide perdón cada día.. ¿qué es lo importante entonces, que pida perdón y se incline cada vez que comete un error o que evolucione y deje de pedir perdón y de inclinarse dado que ha dejado de cometer los mismos errores?

Piensa por un momento, si eres padre o madre, qué es más importante para ti, que tus hijos digan lo maravillosa que eres, lo grandiosa que eres mientras que poco hacen ellos con su vida o, mejor, que ellos hablen de tu grandeza a través de su propia grandeza. Los hijos exaltan a los padres no porque hablen de ellos sino cuando los hijos manifiestan su grandeza! Jesús no necesita nuestra devoción, nuestra idolatría, en tal caso, necesita que sigamos su obra, que tampoco es “suya” pues él dio ejemplo de “cómo es que se hace” para que cada uno lo haga y alcance así el Estado de Ser Crístico.

Más allá de todo lo que hoy se diga sobre Jesús, si fue soltero o estuvo casado con Maria Magdalena, si tuvo hijos o no, etc. La importancia de Jesús fue su ejemplo y la consigna más destacada como paradigma de vida de todo aspirante a Cristo es su mandato principal: “Ama a tu prójimo como a tí mismo” no necesitamos indagar nada más que esto, con esto es más que suficiente para que des a tu vida un nuevo significado. Sí, otras “recetas” nos ha dejado: “no hagas aquello que no quieras que te hagan”, “Busca el Reino que todo lo demás te será dado por añadidura”, “No se puede servir a dos Señores, no puedes servir a Dios y al Dinero…”, “no atesores en la Tierra donde el ladrón roba y el hollín corroe, más bien atesora en el Cielo…” consignas estas que son la llave, la manera de acceder a esta Consciencia que él ha instalado en la rejilla electromagnética de la humanidad.

Toda otra especulación al respecto de Jesús no es en realidad la “búsqueda de la Verdad” sino más bien una manera de confundirnos, de quitarnos del Camino y de cerrarnos a la Guia para evitar que accedamos a este Estado del Ser, llamado Crístico. Jesús ya hizo su parte del trabajo, ahora vos debes hacer la tuya!

Entonces, lo que necesitamos saber no es si Jesús tuvo hijos o no, si fue crucificado o no, si era extraterrestre o qué era… A quienes aún dudan si existió un Jesús, o bien si era un político socialista o El Mesías, todo eso realmente no importa, lo que importa es si cumplió su propósito de “instalar la Consciencia Crística en la rejilla electromagnética del hombre en Gaia”. Mi respuesta a esa pregunta es un rotundo SI. Y digo que para ir más allá en el proceso evolutivo, es este un paso exclusivo y obligado, el de conectarnos con la rejilla Cristica, siendo esta una especie de techo que no permitirá el paso de nada que no sea un Cristo. Es por esta razón por la que dijo Jesús, “nadie va al Padre sino a través mío”. Nadie irá a ningún lado si primero no renace de Agua y Espíritu, es decir, si no nace como un Cristo.

Esta rejilla electromagnética llamada Consciencia Cristica esta siendo poblada cada día de nuevos “Cristos” que van naciendo en ella, logrando así su identidad Cristica y convirtiéndose literalmente en Cristos Resucitados. Algunos han debido pasar procesos traumáticos para ello, en otros casos ha sido más armoniosos pero todos deberemos llegar allí, a este estado, antes de ir a ninguna otra parte, en el sentido de la evolución me refiero (ascendente).

Asi es que, dejemos las intrigas y el revisionismo histórico acerca de Jesús y ocupémonos de hacer nuestro trabajo, que el de Jesús ya fue hecho en tiempo y forma!

Saludos Nicolas Niglia

Anuncios

2 pensamientos en “¿Quien y qué era Jesús el Cristo?

  1. Analia Yoga

    Ahora y desde la tranquilidad que me aportó la ley y sus lógicas . Siempre FUE; ES y SERA un SIIIII . Si supieras como lo busqué pos años en las iglesiasssss , haciendo cuanto curso había por allí , lo busqué en las misas normales , en los carismáticos buenooooo . Graciasssss me aportas mucha claridad en cada escrito , cada día VEO mejor jajaajajaj Abrz000sssss Nicolás

    Me gusta

    Responder
  2. Enia Osorno

    He sido una de las personas que sufrió y vivió un estado traumático, hace dos años, para poder comprender el veradero y real estado de CONCIENCIA DESPIERTA…y veo que cada día somos más en todos lados de la tierra, es un estado maravilloso, es un estado sin retorno, gracias como siempre por tan excelentes aportes. Saludos Nicolas. Comparto.

    Me gusta

    Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s