El Ego Espiritual…

Uno de los deportes, por lo menos de los que he practicado alguna  vez, en los que más trampa se puede cometer es el Golf. Aún cuando jugás con otros dos o tres acompañantes cada uno pone su atención en su pelota, en su golpe y tenes muchas oportunidades de, por ejemplo, correr la pelota del lugar en el que ha caído a otro más cómodo para pegarle, sin que nadie te vea… de hecho, la cantidad de golpes que diste hasta enbocarla en el hoyo sos vos quien la contabiliza y anota en la libreta…. y uno piensa: ¡es el paraíso del mentiroso! sin embargo, nadie o muy pocos mienten pues se estarían mintiendo a sí mismos.

Porque en este deporte, en el Golf, uno no compite con el otro sino con uno mismo y por ello mentir es mentirse! Sería como hacer el amor con tu pareja y simular éxtasis sin sentir nada en realidad ¿a quién engañas? sí! a tu pareja puede ser pero, ¿acaso la idea de hacer el amor no es llegar al éxtasis? De qué te serviría, entonces, fingir algo que no estas sintiendo. Con la vida sucede lo mismo y por eso mentirse es una pérdida de tiempo porque, como en el golf, el éxtasis que alcanzas al mejorarte día a día, al sentir el golpe perfecto, la bola “llena” que sale disparada derechita y potente hacia el green, eso es lo que buscas en el Golf y eso mismo es lo que buscamos en la vida, ser efectivos y plenos en lo que hacemos.

En los asuntos de la Espiritualidad sucede lo mismo que en el Golf y que en las relaciones sexuales, lo que se busca es lo que se siente realmente, un estado de éxtasis! Fingirlo, simular que sos un ser espiritual elevado que vive en el éxtasis de la consciencia plena, vestirte como tal, escribir libros, guiar a otros, todo eso puede servir o no! Sirve si te eleva al estado de éxtasis Espiritual pero no sirve si te condena al éxtasis del ego, al placer, “al goce de la carne” y todo lo que haces con excusa de elevarte y elevar a otros solamente es un medio más para alimentar las ambiciones del ego.

Porque claro! los aplausos embriagan, la devoción te confunde, las miradas profundas de quienes te dicen un sentido “gracias” son una Bendición pero son, a la vez, un riesgo elevado de quedar atrapado en ello. Entonces el “despierto” sabe que su propia sombra lo acecha y regresa inmediato a la prudencia, a la calma, a la soledad donde las tempestades emocionales y las pasiones del ego no te alcanzan porque, sencillamente, les quitas todo el estímulo que las enciende. Los retiros, la vida con cierta marginalidad y des conexión del mundo te permite precisamente apagar los estímulos que mantienen encendido el ego y sus mecanismos y dado que el mundo deliberadamente busca mantenerte en un ego exageradamente activo, salirse del mundo conviene al propósito del Espíritu.

El cuerpo y su mecanismo, lo que llamamos “la carne”, es como “un niño” que no crece, el que camina a nuestro lado y nos demanda, se encapricha, se enoja, se ríe y llora, se cansa y es incansable en sus deseos… Convivimos con él! Todo “ser despierto” lo sabe y es prudente con ello, y por eso prefiere no ostentar y no exponerse a los estímulos que lo exacerban. Si llevas a tu  hijo pequeño a un parque de diversiones tu hijo se verá tentado y estimulado por tanta oferta de entretenimiento, del mismo modo obra este mundo sobre el ego siendo un estímulo constante. El despierto agradece el error, porque cuando te equivocas recordás que debes cuidarte de ese niño quien aún “cuando parece estar durmiendo” sigue siendo “peligroso”.

Cuando usamos nombres cósmicos, cuando canalizamos a Maestros/as y hablamos en su nombre, el riesgo de caer en el ego espiritual es muy grande y nadie está a salvo! Observo con compasión a quienes se muestran de esta forma, a quienes asumen roles casi extra humanos estando aún bajo el rigor del mecanismo de la carne. Lo más destacado de la tarea de estos seres no es la tarea en sí sino el costo de su “caída” si acaso el reconocimiento y la magnitud de la tarea estimulan su ego más que su corazón, y esto pasa más a menudo de lo que imaginamos.

Un ejemplo muy sencillo, pero ilustrativo, de esto que digo es el celibato en los sacerdotes de la Iglesia Católica. Aquellos hombres que incumplen esta condición y mantienen relaciones con mujeres, no solo cometen un “error” pues incumplen su promesa, sino que corrompen su Iglesia contagiándola del descrédito que ellos cosechan en su equivocación. Pero, ¿de quién es el error en realidad, del hombre que acepta tal condicionamiento o del dogma que impone una condición que es casi imposible cumplir y que aún cumplida provoca un desgaste de energía en la represión del instinto que no sirve al fin por el cual un hombre o una mujer se consagran a la religión? Se nos dijo: “Misericordia quiero y no más sacrificios…” seamos misericordiosos más que sacrificados en y por la Fe.

Cuando el dogma reprime la condición humana en vez de enseñar a elevarnos por sobre ella y siempre en un sano equilibrio, ese dogma es en realidad el problema y no la solución! porque crea frustración, descrédito e indignidad y aparta a los que intentan consagrarse a la Espiritualidad o bien, los corrompe pues, una vez caído en “el charco” y sucio de barro, el individuo comienza a ocultar sus actos y se acostumbra así a vivir en las sombras, escondiéndose de la Luz por vergüenza y por miedo al reproche.

Algunas personas que siguen a otras quienes se erigen como lideres o referentes espirituales, pueden sentirse frustradas e indignas si acaso aquel a quien siguen les impone hábitos, costumbres o límites que si acaso el discípulo incumple le genera un conflicto de lealtad y merecimiento que en algunos casos puede hasta hacerlo abortar la idea de despertar espiritualmente, escogiendo en su lugar al “mundo” donde “no se requieren tantos valores y virtudes para ser digno de la vida”…. Los malos ejemplos de los líderes espirituales y religiones son una de las principales causas sino la principal, por la que las personas renuncian a la búsqueda de la iluminación y resignados regresan al mundo…

Debemos comprender que todos, incluido el mimo Jesús, pidió a Dios le evitara el trago amargo por el que debía pasar, pero siempre aceptando incondicionalmente su Voluntad, la del Padre. Fue Jesús el que dijo “mi Espíritu está dispuesto, pero la carne es débil” es decir, haré lo que mi Padre me ha encomendado pero, “me tiemblan las piernas de solo pensar lo que será” el mérito no es no temer, el mérito no es la insensibilidad sino todo lo contrario, el mérito es la consagración al propósito siendo totalmente sensible a la realidad pero aún así mantenernos determinados en la misión de Ser el que somos.

Claro que es placentero y reconfortante cosechar reconocimiento, es una manera de sentirse amado pero, ojo! si el reconocimiento que cosechas te lleva al Éxtasis Espiritual, entonces Bendita sea tu Obra pero, si el reconocimiento no solo no te eleva sino que te condena a la “carne” al ego, y es el niño el que se siente reconfortado y goza del poder que la subordinación de otros le confiere, entonces, Bendita sea la piedra que te hará tropezar para que reconozcas a tiempo el error que te ha embriagado y, Bendita sea la Mano del que te la tenderá cuando estés caído y te ayudará a Levantarte una vez más para que endereces tu rumbo! y que así sea!

Aún, esas exclamaciones de Jesús, que pueden parecer un “error” del Maestro, aún en ello nos ha enseñado y dado un mensaje extraordinario y muy esclarecedor… NO PRETENDAS DESHACERTE DEL MIEDO, NI DEL ERROR, MIENTRAS ESTES ENCARNADO… CUANDO CAIGAS EN EL ERROR, LEVANTATE, COMPRENDE POR QUE HAS CAIDO, QUÉ ES LO QUE TE PIERDE, CUAL ES LA DEBILIDAD QUE TE SABOTEA Y VUELVE AL CAMINO, PONTE EN MARCHA UNA VEZ MAS SIN JUZGARTE, SIN CASTIGARTE SIN SENTIRTE MENOS DIGNO, porque si en cada error aprendes y comprendes donde está la debilidad… entonces estarás dando significado y sentido al error y te estarás acercando más y más a tu meta. Y entonces, comprenderás al caido y podrás ayudarlo siendo vos mismo el testimonio y el ejemplo de COMO ES QUE SE VIVE ESTA VIDA, entonces, vos serás EL CRISTO RESUCITADO, y tu andar será ejemplo, serás entonces EL CAMINO que otros seguirán, otros que serán el CAMINO de lo que vienen más atrás que ellos.

Entonces, amigos/as, tengamos cuidado con esto y tengamos claro que mientras estemos encarnados en el “666”, mientras estemos en la condición de “bestias”, sumidos en la densidad del carbono 12, estaremos sujetos a los mecanismos e impulsos de la carne… la idea no es reprimirnos ni amordazarnos para no hablar y evitar así equivocarnos sino que la idea es comprender cual es el error, de donde viene y como se genera y entonces habremos comprendido “al ser humano” en el que estamos y, de eso es que se trata todo esto, ¿no es así?

Y que Así Sea!
En nombre del UNICO; del Principio Creador, del Alfa y del Omega, del Todo lo que Es, Te Bendigo por tu tarea, por tu Luz y por TU Amor!
Gracias
Nicolas NIglia

Anuncios

2 pensamientos en “El Ego Espiritual…

  1. Doctora Ana Victoria Aguirre

    Si Jesus andaba en tunica y sandalia por que ellos adoptaron semejantes vestimentas y semejante infraestructura para canalizar la supuesta conexion con Dios que realmente esta en todas partes menos en el Vaticano !!! es mi humilde opinion! Creo en Dios y creo que no tiene distincion de ninguntipo y el no necesita cuatro paredes para manifestarse!

    Me gusta

    Responder
    1. estarparaser Autor de la entrada

      A veces la intención es buena pero la manera es equivocada. La magestuosidad y ostentación que se quizo dar al Templo y a las vestidruas sacerdotales es solamente una imegan del “Cielo”, es como decir, “así de majestuoso es el Poder de DIos y así de distinguidos sus sacerdotes”. En una sociedad donde es más importante parecer que ser… la iglesia no se quedó atras y en tal caso aplicó tacticas de marketing para persuadir al hombre del Poder de DIos Omnipotente… por supuesto que me parece una manera ineficaz, por lo menos en esta etapa de la vida del ser humano tal vez en algun momento surtio efecto, No te olvides que esto viene de la época de los Reyes y Nobles quienes se disfrazaban y adoptaban protocolos y costumbres exageradamente ostentosas, la Iglesia, de algun modo quizo decir “El Poder de DIos es mayor que el de cualquier reino de la Tierra”… en fin, más o menos asi es la cosa. Saludos! y gracias por tu comentario!

      Me gusta

      Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s