Experiencias buenas y malas, todas sirven!

Como en un juego de naipes, saber la jerarquía de las cartas y cómo se combinan para armar los juegos, no es suficiente para saber jugar el juego. Las reglas del juego son la información que necesitamos para poder comenzar a vivir la experiencia de jugarlo. Pero recién allí, cuando comenzamos a jugar el juego, es cuando comenzamos a aprender cómo se juega. Este aprendizaje que solo se consigue jugando el juego, viviendo la experiencia, es la manera en la que construimos conocimiento. El conocimiento es lo que le da sentido a la información.

Comenzamos la vida con información de cómo debemos hacer para vivir. El instinto nos provee la información necesaria y nos sugiere evitar ciertas experiencias que pueden ser negativas, dolorosas o mortales. La manera de persuadirnos es a través del miedo, del dolor, etc. Pero, necesitamos vivir ciertas experiencias para darle sentido a la información y así adquirir conocimiento.

Porque es fundamental el conocimiento como despertador de la Consciencia. Es fundamental vivir la experiencia para activar la Consciencia. Cuando el juego se hace natural en nosotros, cuando comprendemos todos los procesos que lo constituyen, cuando vemos con claridad las consecuencias de cada causa y las causas, entonces hemos Despertado en Consciencia y es allí cuando desaparece el “misterio”, cuando ya no existe el azar, la suerte o la desgracia, lo bueno ni lo malo, lo justo ni lo injusto. Entonces comprendemos que todo es Perfecto!

La semilla necesita del estímulo que la experiencia de vida le provee para activar el proceso de germinación. A medida que va germinando va comprendiendo cómo se hace. Un vez que ha completado el proceso de germinación, no solo sabe cómo se hace sino que está en condiciones de dar nuevas semillas y grabar en ellas la información que éstas necesitarán para activar el proceso de germinación y así, la Creación se expande a través de la multiplicación exponencial sobre sí misma. Las nuevas semillas deberán caer al suelo para recibir el estímulo que la experiencia les proveerá y así activará la germinación y el proceso de “Involución” (caída) y de “Evolución” (activación de la información para la germinación del Ser que estamos destinados a ser) se lleva a cabo de manera continua.

Las experiencias positivas y las negativas
Las experiencias positivas son aquellas que efectivamente favorecen el proceso evolutivo y las que son negativas, dolorosas o angustiantes sirven para corregir información mal clasificada. Por ejemplo, si me presento a un concurso de baile creyendo que lo ganaré porque según me han informado mis padres y amigos, soy un muy buen bailarín, pero resulta que al bailar el jurado del concurso y los espectadores me aplazan y al compararme con otros bailarines descubro que no solo no bailo bien, sino que no bailo! entonces, esa experiencia negativa no me sirve para avanzar en mi desarrollo vocacional (evolución) sino para darme cuenta de que no soy bailarían y asi corrijo esa información mal calificada de que “bailo bien” por nueva información que surge de la experiencia y que dirá “mejor dedicate a otra cosa que no sea bailar!”…

Por esta misma razón es que en realidad no existen malas experiencias o experiencias negativas sino que esas que llamamos negativas, pues son incómodas, dolorosas o angustiantes, son el resultado de información mal calificada que, gracias a esa experiencia negativa, tendremos la oportunidad de corregir. Por ello, no existen las experiencias negativas! todo suma, todo nos sirve al propósito de la Evolución pero. si acaso por evitar la incomodidad o el dolor que determinada experiencia puede aportarnos, nos privamos de ella entonces desperdiciamos la oportunidad de corregir esa información mal calificada en nosotros, la que nos conduce a esa experiencia dolorosa.

Siguiendo el ejemplo del concurso de baile, si evito presentarme al concurso porque no quiero exponerme al juicio de otros porque de solo pensar que no seré el ganador me siento triste, entonces me pierdo la valiosísima oportunidad que la experiencia me da, que es descubrir la Verdad en mí, descubrirme a través de la experiencia, conocerme, tomar consciencia de mí mismo, de ¿quién soy?

Aceptemos sin condiciones ni excusas todas las experiencias que nos tocan vivir, aceptemos “lo que la ola trae a nuestra orilla y soltemos con gratitud lo que se lleva en su retirada” Uno de los sentidos más valiosos de cualquier técnica de sanación y/o Sanador / Guía o Maestro es ayudarte a liberarte de toda la información mal calificada que te conduce a vivir experiencias negativas pues, la única manera de que comprendas que esa información no es correcta o no favorece a tu propósito evolutivo es que “te duela”. Cuando comes algo que es tóxico o dañino, sentis mal estar y si insistís, conseguirás dolor, bien, del mismo modo funciona la Vida en general, el dolor, la experiencia dolorosa y traumática te señala lo que es tóxico, lo que es dañino para tu Bien más elevado, Evolucionar!

Saludos, Nicolás NIglia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s