Creer es otorgar crédito a una idea, es hacerla nuestra realidad

Dar crédito es otorgar poder a una idea, el poder de Ser, de hacerse realidad, así como cuando damos crédito a un negocio e invertimos dinero en él y lo financiamos, le damos vida y existencia real. En lo que creemos es a lo que otorgamos el crédito y eso es lo que financiamos y conferimos poder de existir, entonces, cuando creemos creamos!

La manera de Dar Crédito es a través de las decisiones que diariamente tomamos. Cuando decidimos estamos escogiendo entre ideas, todo ello ocurre en nuestra mente. Es decir que el primer paso en la Creación, en el otorgamiento del crédito, se da en la mente. La idea va ganando poder tal cual el embrión lo hace en el vientre de la madre. Alimentándose de nuevas pruebas que la confirman llegamos al punto donde ya no quedan dudas y entonces, le damos a esa idea el poder que necesita para Ser Real, le otorgamos nuestro crédito, creemos en ella.

¿De dónde surgen las ideas? ¿las ideas que surgen ene nuestra pantalla mental, son todas las alternativas posibles o solo las que somos capaces de reconocer y de aceptar? Repasemos y verifiquemos a qué ideas estamos otorgando nuestro crédito y por lo cual se han hecho nuestra realidad actual, ¿qué ideas estamos financiando y dándole así estado de realidad? La realidad es nuestra creación pues es resultado directo del crédito que hemos dado a ciertas ideas y no a otras.

Para cambiar tu realidad, no debes luchar ni oponerte a la realidad, no es la realidad sino el resultado de tu creencia, para cambiar la realidad debes cambiar las ideas a las que estás otorgando el crédito, tu poder Ser.

El problema no es “el negocio que ocasionó la pérdida” sino el criterio que utilizamos para decidir a qué o a quién le damos crédito transfiriéndole así el poder para tomar estado de realidad. Si todos supiéramos que determinada idea es inviable o terminará en un resultado negativo, no le otorgaríamos nuestro crédito pero, precisamente, se trata de tomar decisiones bajo riesgo e incertidumbre por lo cual el error es una alternativa lógica y legítima. Una vez que iniciamos el proceso de  creación, es decir, cuando hemos dado ya el crédito a una idea y está en plena manifestación, lo que queda es la expresión natural del proceso de desarrollo de esa idea y es poco lo que podemos hacer allí más que observar. Pero no es poco observar, es necesario para tomar nuevas decisiones en base a nuevas ideas que cambiarán el estado de nuestra realidad.

Es así como creamos realidades, como transformamos una idea en una realidad, así como aquel negocio que comenzó en una idea y se hizo realidad… así como esa idea de declararte a esa persona se convirtió en tu realidad civil actual, así como aquella idea de viajar se hizo viaje y transformó tu vida por completo.. así es como creamos nuestra realidad… dando crédito a una idea…

Todo surge de una idea! La idea que tenemos acerca de nosotros mismos, la idea que nos han enseñado acerca de lo que la vida es y debe ser, todo parte de una idea en nuestra mente. A esa idea le otorgamos el poder de Ser, de hacerse realidad concreta. Nosotros construimos la realidad en tanto que somos nosotros quienes le otorgamos crédito a las ideas pero, las ideas no surgen siempre de nosotros y pocas veces son resultado de nuestra observación consciente.

Cuando otorgamos crédito a las ideas que hemos recibido de otros, que nos han enseñado, que nos inducen sistemáticamente mediante publicidad y acciones de propaganda, estamos otorgando nuestro poder a la idea de otro, es decir, que nuestro poder esta siendo utilizado por otra voluntad y sirve a otro propósito que no es el nuestro. Del mismo modo que ocurre con el sistema financiero, con los bancos, las personas confían el dinero a los bancos y los bancos lo transfieren a otras personas para que hagan realidad sus ideas. Los bancos otorgan crédito utilizando el dinero de otros, pero el crédito que otorgan lo hacen en base a su criterio y no al de las personas que lo han depositado en el banco.

De una manera similar sucede cuando otorgas tu poder, cuando das crédito a una idea que no surge de tu  Observación Consciente. Es como construir una casa sobre el terreno de otro, la casa queda en la propiedad del otro y todo tu esfuerzo en construirla es pérdida.

Entonces, la pregunta que debes hacerte hoy es: ¿de dónde y de quién surgen las ideas a las que estoy dándole crédito y transformándolas así en mi realidad? ¿tengo en claro cuáles son las ideas que sostienen mi realidad tal cual es? ¿soy un observador consciente de mi realidad?

 Saludos, Nicolas Niglia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s