Amar es Vivir

Para que el cuerpo sea cuerpo, es decir, una UNIDAD, es necesaria la convergencia armónica de cada parte que lo conforma, de los átomos que conforman moléculas, que dan identidad a las células y éstas a los órganos, los que constituyen sistemas de funcionamiento (como el respiratorio, endocrino, muscular…) El cuerpo es más que la sumatoria de estas partes… es la combinación ordenada y sincrónica de ellas, en UNIDAD detrás de un mismo propósito: Crear una nueva identidad de Vida, el Todo Cuerpo Humano

Es mucho más que la simple unión o agrupamiento de partes, es una convergencia de propósitos individuales en sincronía unos  con otros los que unidos hacen una nueva forma de vida, así como cuando mezclas dos colores y obtienes uno nuevo que no es ninguno de los dos que utilizaste en la mezcla.

¿Qué es el AMOR? es eso que neutraliza las diferencias, las que de no ser neutralizadas por el amor impedirían la combinación sincrónica así como un cuerpo rechaza un órgano que se le transplanta. El amor es la vibración que iguala las vibraciones particulares de las Partes que componen el Todo… es lo que permite que los dos colores que mezclaste se unan en el nuevo color que surge de su combinación. Es la Fuerza que Neutraliza las fuerzas que se oponen para que se produzca, entonces, la UNICIDAD de todas las partes que dan forma a cada nueva identidad de Vida

Cada ser humano es una Parte que constituye una UNIDAD que es la humanidad. El AMOR neutraliza la oposición entre los seres humanos, dándonos la oportunidad de constituir el Todo Humanidad en plenitud pero, mientras no haya amor, no tendremos el poder de actuar como UNO SOLO, y nuestra fuerza estará dividida y nuestro poder diluido en las diferencias que nos impiden la convergencia en armonía.

Sin AMOR persiste la separación, gana la fuerza de la oposición, el rechazo más que la atracción. Las Partes no se combinan, pues se repelen como el agua repele al aceite y jamás se mezclan y no dan vida a nada nuevo, cada uno se aferra a su idea individual y no cede. Aunque se sumen no dan lugar a una nueva identidad, no CREAN nada nuevo.

El AMOR es la frecuencia que iguala, que equilibra y que compatibiliza neutralizando la oposición que ejercen las cualidades específicas de cada elemento que compone un TODO UNO.

El Amor, es una emoción, es una sensación, es una idea, es una vibración. El AMOR se manifiesta en y a través de todos los atributos que existen pues todo lo que existe es Creación y lo Creado constituye un TODO UNICO y ABSOLUTO, Dios!

Cuando amas a alguien, su dolor es tu dolor, su alegría es tu alegría, sus razones son tus razones… vos y el otro son UNO. Amar todo y a cada cosa es la manera de Componer lo que se ha descompuesto… de UNIR lo que ha sido separado. “Ama al otro como a tí mismo” se nos mandó, y es que solo así seremos uno con el otro y el otro será uno con nosotros y TODOS SEREMOS UNO con TODO LO QUE ES. Pues si el Amor une lo creado y hace de todo lo que existe una UNICIDAD VIVA, amándonos los unos a los otros no solo constituimos la identidad plena de la especie humano sino que a la vez convergemos todos como una sola identidad con el TODO lo que Es, pues el amor uno TODO LO CREADO haciendo el TODO UNO.

La Divergencia, es desamor!

Todo aquello que nos identifica con un atributo que plantea separación, que prima la oposición antes que la atracción, todo ello es elemento del desamor pues separa las partes, descompone el TODO tal cual lo hace la muerte. La muerte del cuerpo lo descompone progresivamente y en la separación de las partes que antes constituyeron la unidad cuerpo, éstas van recuperando su identidad anterior entonces, la célula muere y queda la molécula, ésta se disgrega y quedan los átomos y así, el cuerpo regresa al estado de energía… nada se pierde todo se transforma pero, la identidad del cuerpo ha desaparecido como resultado de la divergencia entre las partes que lo constituían.

El Amor es Vida, el desamor es muerte! el Amor compone nuevas formas, multiplica así como el árbol se multiplica a través de las semillas que serán nuevos árboles y nuevas semillas… la Vida es multiplicación constante,

Revisemos en nosotros, con qué atributos o cualidades nos identificamos y por lo cual divergimos con los demás en vez de converger. Por ejemplo: tu fanatismo hacia un determinado club de fútbol te separa de todas las otras personas que no son del mismo club. Tu identificación con una nacionalidad, con una religión con una cultura étnica, con una raza determinada, todo ello no contribuye al amor, por ende, no es favorable a la vida sino a la muerte, pues la divergencia lleva a la separación y la separación a la lucha y la lucha al empobrecimiento y éste a la muerte de la identidad.

El desamor está instalado en nuestras costumbres cotidianas, agazapado detrás de las razones que nos separan del resto, que nos empujan a la lucha, a la competencia. Debemos buscar la convergencia, así como el hombre y la mujer convergen aún siendo tan diferentes, todos debemos converger gracias a las diferencias pues, así como el hombre complementa a la mujer, las diferencias entre las personas son, precisamente, las razones de la convergencia y no la excusa de la separación… las piezas de un rompecabezas no son iguales, pero todas, aunque distintas convergen perfectamente y dan forma a la imagen resultante.

Las diferencias son las razones para la convergencia y no son excusa de separación! de lo contrario, no habría unión conyugal entre hombres y mujeres pues, qué diferencia puede ser más notable entre los humanos  que la de género masculino y femenino? sin embargo, las diferencias son el motivo de la unión, pues uno tiene lo que el otro necesita!

Sé que es difícil revertir siglos de mala educación, de ignorancia y de oscuridad pero, es hora de cambiar la tendencia, de torcer el sentido de la inercia que nos empuja al abismo, es hora de liberarnos de los ciegos que nos han conducido hasta ahora y hasta aquí… con solo mirar lo que hemos hecho de este  mundo es suficiente para darnos cuenta que el paradigma que ha regido la idea principal de lo bueno y de lo malo, no es correcto, debemos cambiarlo, debemos dejar el viejo paradigma y comenzar la vida en el Paradigma del Amor! de la unión, de la convergencia!

Dichoso el que ve, pues muchos creen ver y son ciegos, guiados por otros ciegos que los conducen al abismo! 

Saludos, Nicolás Niglia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s