Ilusión y auto engaño

Los niños suelen jugar inventando realidades, personajes pero, no consideran su juego como una irrealidad sino que se comprometen con esa realidad que han creado al punto que asumen el personaje que desarrollan con total compromiso, se enojan, se alegran, y viven el rol que encarnan en cada juego. Para los niños, jugar es cosa seria. Los adultos hacemos lo mismo, creamos un juego que asumimos como la realidad Real y encarnamos el personaje que nos toca de acuerdo al juego que estamos jugando. Asumimos ese personaje como lo que somos en realidad y al juego como la Verdad. Así como los niños, jugando y creando realidades van aprendiendo a vivir, a relacionarse con un  realidad, así también nosotros los adultos creamos realidades satisfactorias para adaptarnos a una realidad no tan satisfactoria. Es decir, la capacidad de crear realidades sirve al propósito de adaptarnos a la realidad Real. De este modo, tenemos la posibilidad de sobrevivir  cuando salgamos al ruedo pues, si salimos directamente a la realidad Real seremos vulnerables y posiblemente la realidad nos duela al punto de inhibirnos y hasta matarnos. Los cachorros del león juegan a que cazan su presa, eso que vemos como un entretenimiento, como una diversión es en realidad la manera de aprender a vivir como leones. El juego del cachorro crea una realidad (el juego) que  les permite desarrollar las habilidades que le serán requeridas por la realidad Real.

a2

Esta capacidad de crear realidades que sirven para desarrollar las habilidades que la realidad Real nos demandará, puede ser usada en exceso cuando nos anclamos en una realidad artificial, ya sea por miedo a la realidad Real o por comodidad o por la razón que sea. Cuando estamos atrapados en este tipo de realidades es cuando la vida se convierte en una ILUSION pues, no es sino un juego creador por nosotros a imagen y semejanza de la idea que  tenemos acerca de lo que la realidad debe ser. Cuando la idea de lo que la realidad es y debería ser prima por sobre la capacidad de percibir la realidad tal cual es, entonces vivimos en la ilusión  de la idea. Vivimos en una realidad mental y nuestros juicios y decisiones estarán en discordancia con la realidad Real pues no surgen de ella sino de una realidad mental, virtual, ilusoria.

¿Por qué razón viviríamos en una Ilusión en ve de vivir en la Realidad?

La razón fundamental es que no sabemos que estamos viviendo en una ilusión y pensamos que esto que vivimos es la Realidad. En ese caso estamos “atrapados” en la idea. Pues juzgamos desde nuestra idea de lo que Es. Cuando la idea de lo que Es está divorciada de lo que Es, lo que creemos que la realidad Es puede ser no solo diferente sino opuesto a lo que en realidad Es. Es allí donde perdemos conexión con el aquí y ahora, donde perdemos comunicación con la realidad. Sin embargo, siempre existe una percepción profunda acerca de lo que Es. Esta percepción primordial de lo que Es, la cual prevalece aún cuando creamos ilusiones complejas y separadas de la Realidad Real, nos sugiere la posibilidad de estar equivocados.

Esto es una especie de Voz Interior que nos habla y nos hace sentir  incómodos con la realidad ilusoria a fin de que soltemos esa idea y aceptemos la Realidad Real.  Para escuchar esa voz interior debemos acallar los gritos de la mente inferior, precisamente donde se sostienen esas ideas que nos separan de la realidad Real. Esto se logra a través de la meditación  y de la auto contemplación. Pero, aún cuando logremos escuchar esa voz, no hemos resuelto nada pues, suele ocurrir que al escuchar la voz interior decirnos que estamos en la senda equivocada, que estamos mal enfocados, que estamos separados de la realidad, que la idea del que somos no es ni parecida al que somos en realidad… suele ocurrir en estos casos que rechacemos la voz interior y nos aferremos más aún a la idea de siempre. Esta reacción es típica y surge de un mecanismo de defensa pues el Ego se siente atacado.

a3

Precisamente, esta percepción de ser atacados es lo que nos aparta de la realidad Real y nos lleva a construir realidades ilusorias en las que nos sentimos más cómodos. Cuando creamos realidades que justifican un error, cuando buscamos excusas que nos eximan de una falta o de un incumplimiento, todas estas manipulaciones son creaciones de realidades ilusorias que nos relevan de la culpa, pues la culpa duele. Entonces, debemos atenuar la culpa para poder abrirnos a la percepción de lo que la realidad Es. Cuanto más sensibles somos a la realidad Real y cuanto más vulnerables nos percibamos a ella, menos ganas tendremos de abrirnos a una percepción sin juicio (sin defensa) de lo que la realidad Es. Por ello, debemos liberarnos de la culpa, del miedo y confiar en nosotros y en la Vida.

Quien viva en la Ilusión, no vive! quien vive en la ilusión y cree que viva, se engaña a sí mismo. La realidad Real no es manipulable por el hombre, entonces, el hombre la manipula creando realidades ilusorias que se ajusten a su capricho, a su idea de lo que fue, es y será. Cuando hacemos esto, nos engañamos a nosotros mismos y nos perjudicamos pues nos impedimos la posibilidad de vivir la realidad Real. Y solo conectados a la realidad Real recibiremos los estímulos que de ella provienen y que sirven al propósito de nuestra evolución, razón  por la cual nos hemos encarnado en un ser humano.

Saludos, Nicolás Niglia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s