Manipulación de los pensamientos, recuperación de la Armonia

Lo importante no es la verdad sino lo que creemos que la verdad es. La influencia de la realidad sobre las personas depende no de lo que realmente sucede sino de lo que creemos que sucedió, su influencia depende de lo que somos capaces de percibir. Nuestra capacidad de percepción está vinculada directamente a los sentidos del cuerpo y al cerebro. Sabemos que los sentidos del cuerpo solo perciben una parte de lo que la realidad es, solo percibimos una banda de colores (frecuencias) del mismo modo que solo escuchamos una parte del sonido, olfateamos solo ciertos vapores, etc.Quiere decir que estamos limitados naturalmente por los sentidos del cuerpo.

espectro visible

La luz visible es una onda electromagnética que consiste en oscilaciones eléctricas y campos magnéticos que viajan por el espacio. La frecuencia de la onda determina el color: 4×1014 Hz es la luz roja, 8×1014 Hz es la luz violeta y entre estos (en el rango de 4-8×1014 Hz) están todos los otros colores del arco iris. Una onda electromagnética puede tener una frecuencia de menos de 4×1014 Hz, pero no será visible para el ojo humano, tales ondas se llaman infrarrojos (IR). Para frecuencias menores, la onda se llama microondas y en las frecuencias aún más bajas tenemos las ondas de radio. Del mismo modo una onda electromagnética puede tener una frecuencia mayor que 8×1014 Hz y será invisible para el ojo humano, tales ondas se llaman ultravioleta (UV). Las ondas de frecuencia mayor que el ultravioleta se llaman rayos X y con frecuencias más altas aún encontramos los rayos gamma.

Todas estas ondas, las ondas de radio de baja frecuencia hasta los rayos gamma de alta frecuencia, son fundamentalmente las mismas, y todas ellas son llamadas radiación electromagnética. Todas ellas viajan a través del vacío a la velocidad de la luz.

Otra característica de una onda electromagnética es la longitud de onda. La longitud de onda es inversamente proporcional a la frecuencia, por lo que una onda electromagnética con una frecuencia más alta tiene una longitud de onda más corta, y viceversa. Lo que vemos es solo una parte de lo que Es pero, esa parte que vemos es Real, es un aspecto de lo que Es por tanto es tan Real como todo lo que Es.

El cerebro funciona en una determinada banda de frecuencias encefálicas y función y proceso cerebral tiene una determinada frecuencia encefálica asociada. Los pensamientos tienen también su propia y correspondiente frecuencia encefálica por lo que para quien conoce las frecuencias encefálicas de determinado tipo de pensamientos y sabe cómo irradiar una frecuencia que la interrumpa o bien que la estimule, entonces, le será posible manipular los pensamientos, como digo, interfiriendo algunos y estimulando otros siempre desde la frecuencia de onda, es decir, siempre desde el mundo de lo imperceptible por los sentidos del cuerpo y por el cerebro. Si acaso estuviéramos sujetos a este tipo de manipulación (¿lo estamos?), nuestros pensamientos no serían tan “nuestros” como creemos sino que serían el resultado del estímulo externo. Esto, por supuesto, restringe nuestro libre discernimiento e implica una interferencia en el libre albedrío.

Del mismo modo que irradiaciones externas pueden interferir o estimular determinado patrón de pensamientos, los pensamientos, los cuales irradian una determinada frecuencia de onda al cuerpo, interfieren o estimulan el patrón de comportamiento de las células del cuerpo y de las funciones que éstas llevan a cabo, pero la irradiación que emiten los pensamientos no solo influye en el cuerpo físico sino que también lo hace en la parte del cuerpo que no es física, es decir, en el Campo Aurico.

El espectro de frecuencias visibles y relacionadas a su vez a la salud del ser humano, se compone de siete (7) frecuencias diferentes las cuales refractan siete (7) colores, que son los siete colores del arco iris. El cuerpo humano cuenta con siete (7) “receptores/emisores” de energía que son los Chackras los cuales captan cada uno la frecuencia de onda que le corresponde y la irradia al cuerpo así como el Sol irradia y hace posible la vida de todo tipo de expresión de vida que necesita de la irradiación del sol, como ser el proceso de fotosíntesis de las plantas. Nuestro cuerpo necesita de la irradiación de los chackras así como las  plantas necesitan de la irradiación del sol para realizar el proceso de fotosíntesis por ejemplo. Cuando nuestros pensamientos emiten una frecuencia de onda que interfiere el funcionamiento de uno o de varios chackras, provocamos alteraciones en las funciones vitales que son dependientes de la irradiación de ese o de esos chackras afectados. Pensamientos sistemática y repetidamente negativos pueden bloquear un chackra y por ende enfermar el cuerpo hasta matarlo así como muere la planta que no recibe la irradiación del sol y que no puede llevar a cabo el proceso de la fotosíntesis.

7 chackras

Pero dijimos que los pensamientos pueden ser interferidos o estimulados externamente, es decir, que la irradiación de determinada frecuencia de onda que viaja por el eter próximo a nosotros, por la atmósfera inmediata, en la que respiramos y vivimos, puede terminar por enfermar el cuerpo. Y es así! Algunas de estas irradiaciones no tienen como objetivo directo enfermarnos sino que es esa una consecuencia del uso de la tecnología por ejemplo, pero, en otros casos este tipo de irradiaciones que interfieren determinado patrón de pensamiento y estimulan otros son deliberadamente utilizadas con ese fin. Se ha denunciado y acusado manipulaciones de este tipo como la del MK Ultra, o el HAARP entre otras.

Vayamos más a lo cotidiano, a lo más cercano y próximo a nosotros. Los pensamientos de otra persona nos influyen así como nuestros propios pensamientos. Tal vez con menor intensidad, por supuesto, pero ello depende del nivel de conexión que tenemos con esa otra persona, es decir, si es alguien con quien estamos muy conectados emocionalmente entonces sus pensamientos ejercerán un nivel de influencia  mucho mayor que si no tenemos relación emocional o compromiso alguno. Cuando nos interesa la opinión y el reconocimiento del otro, nos hacemos vulnerables al otro y sus pensamientos nos influyen casi tanto como los nuestros. Entonces, los pensamientos del otro, la frecuencia de onda que irradian puede alterar nuestro patrón de pensamientos e inducirnos a una determinada forma de pensar pues, bloqueará un tipo de pensamientos y estimulará otros.

Las maneras más usuales a través de las cuales se influyen los pensamientos y se estimula determinado tipo de pensamientos es a través de la estimulación visual (publicidad a través de imágenes, fotos, video) y en este sentido tal vez la más efectiva de las estimulaciones es la pornografía y erótica. Vasta con mostrar una mujer semi desnuda o provocativa para que el hombre común enseguida reaccione con un tipo de pensamientos que vibran en la frecuencia sexual, la cual está en relación a la irradiación de los chackras inferiores, sobre todo del Raíz y del Umbilical. Someternos a un permanente estímulo erotico o pornográfico implica anclarnos en una tipo de pensamientos y en una frecuencia de onda correspondiente a ese tipo de pensamientos y a las funciones corporales asociadas.

Del mismo modo, la estimulación que produce la difusión de imágenes negativas, guerras, inseguridad, muerte, destrucción, ello provoca determinado tipo de pensamientos y activa las funciones vitales que están asociadas a ellos, en este caso, activará los mecanismos de defensa, de huida o defensa y nos mantendrá en una frecuencia de onda asociada al estado de supervivencia, de miedo. Nuestro cerebro funcionará en su aspecto más primitivo, en las vibraciones más animales, más densas excluyendo así los pensamientos que vibran en frecuencias más elevadas.

Estamos permanentemente recibiendo este tipo de interferencias, tanto las que entran por los sentidos del cuerpo, como las visuales, auditivas, como es el caso de la estimulación a través de la pornografía, del erotismo, de la tragedia, la guerra, la muerte, como a través de irradiaciones “invisibles” e imperceptibles por nosotros pero que causan un efecto mucho mayor pues bloquean los chackras y su irradiación a las funciones vitales del cuerpo físico y etérico. El ser humano recibe la Luz Blanca, lo que solemos llamar LUZ, De esta  Luz, cada Chackra toma la porción que le corresponde, es decir, la Luz Blanca sufre una especie de Dispersión, se descompone en las frecuencias de onda de cada chackra y por ello cada chackra tiene un color asociado que es el que corresponde a la frecuencia de onda que ese chackra toma de la Luz. El  chackra recibe esta Luz permanentemente, esta Luz Blanca es constante, pero si el Chackra está bloqueado o interferido no es capaz de hacerlo.

 

cuerpos de cristal

 

Pero ¿qué sucede si se emite una irradiación en el éter que altera la Luz Blanca, que la interfiere, así como si interfiriéramos la irradiación del sol? la vida del ser humano se iría marchitando como una planta a la cual se le niega el sol. Y eso es lo que ha estado ocurriendo y está ocurriendo.

Entonces, por una lado existe la manipulación que se realiza a través de los estímulos que son percibidos por los sentidos del cuerpo, por ejemplo a través de la exposición permanente de imágenes eróticas, pornográficas o negativas, de miedo, etc. y, por otro lado, se interfieren determinado tipo de pensamientos (los más elevados) y se estimulan otros (los más primitivos y densos) mediante la irradiación al eter de una frecuencia de onda que interfiere la Luz y nuestra capacidad de captar las frecuencias de onda más elevadas. De esta manera nos impulsan a un comportamiento animal, primitivo de supervivencia, de exaltación del sexo y de excesiva vanidad.

¿Cómo neutralizar la influencia de este tipo de manipulación?

Existe un “paracaídas de emergencia” que  todos tenemos, y que podemos utilizar cuando el principal falla. Cuando los chackras están bloqueados, por dónde entra la Luz entonces? pues, estaríamos perdidos si acaso no hubiera otro Camino. Existe un Canal de Luz que nos atraviesa, que nos mantiene constantemente conectados al Núcleo de Gaia  y al Núcleo que  llamamos Dios. Ambas naturalezas, Gaia-Dios convergen en nosotros, en nuestro Núcleo Corazón.

Debemos ir al Núcleo Corazón y restablecer la conexión con el Canal de Luz y con la Luz que pasa por él. y, a consciencia, dirigir esa Luz a cada uno de los chackras a través de la respiración impulsando la reactivación de cada chackra. Por supuesto que esto puede ser insuficiente, pero sirve como estimulación para que el chackra comience a moverse y los bloqueos se moverán también. Cuando esto sucede, cuando “movemos” el chackra los bloqueos se manifiestan en forma de pensamientos recurrentes, negativos, en miedos sin una razón lógica, en enfermedades repentinas, etc. todo ello es consecuencia de un bloqueo que se ha manifestado y así permite su sanación pues al expresarse el bloqueo en forma de un pensamiento podemos transmutar ese pensamiento irradiando al chacra una frecuencia de onda sanadora. Si el pensamiento que el bloqueo suscita es de miedo entonces a través de la confianza, de la Fe podemos apagar ese miedo, podemos quitarle toda razón de ser y posibilidad y así estamos “apagando” la raíz del miedo que es el bloqueo que estaba frenando al chackra por ejemplo. Es decir, la sanación no se realiza solamente a través de “técnicas milenarias” constantemente estamos transmutando o sanando bloqueos y constantemente estamos expuestos a interferencias internas (las que generan los pensamientos discordantes propios) y externas (las que recibimos del “afuera”, de los otros, del mundo.

meditar

 

Meditar, contemplar la naturaleza, un bello paisaje, conectarnos con la Armonía de la Creación estimula las frecuencias de onda más elevadas que podemos percibir y activa las fucniones y mecanismos asociadas a ellas contrarrestando la irradiación discordante de pensamientos negativos propios y ajenos. Mantenernos en un estado de meditación y contemplación permanente es la manera de vivir en el mundo sin pertenecerle, es decir, de vivir la experiencia terrenal sin quedar atrapados en las “trampas del mundo” en las formas de pensar primitivas y de más baja densidad.

Saludos, Nicolás Niglia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s