La dualidad activa, cada cosa en su lugar…

Es importante que comprendamos cómo se expresa la dualidad en nosotros. Las dos identidades que conforman el YO Humano, cada una correspondiente a una de las dos naturalezas que convergen en nosotros y ambas unificadas en el Núcleo Corazón. En términos bien sencillos  y cotidianos, ¿qué es esto de la doble identidad, de la dualidad manifestada en nosotros y en las cuestiones de cada día?

A diario tomamos decisiones y, además, cumplimos con los compromisos que son consecuencia de decisiones que ya hemos tomado. Estas decisiones, las que ya  hemos tomado y de las que surgen las rutinas diarias y las que tomamos a diario, ¿de dónde surgen de qué naturaleza son resultado, de la terrenal o de la Espiritual? Cuando tenemos hambre, por ejemplo, es claro que este impulso determina decisiones de qué comer, de cómo de cuándo de dónde, entonces, todo lo que surge a partir  del impulso del hambre sabemos que es parte de la naturaleza terrenal del que somos. Pero, otros impulsos surgen no de la naturaleza terrenal sino de la Espiritual y se corresponden con nuestra esencia Divina y no con la animal humana.

Todo lo que hacemos y que es consecuencia de nuestra naturaleza animal terrenal humana, exige las cualidades del animal terrenal humano, y lo que surge de la naturaleza Espiritual exige las cualidades del aspecto Divino en nosotros. Así es que tal cual se dijo, “al Cesar lo  que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios”, es decir, en los asuntos terrenales debemos actuar como terrenales y en los Divinos debemos actuar como seres de Luz. El problema surge cuando confundimos o cuando no somos capaces de distinguir la dualidad en nosotros. Surge claramente una tercera posición, ese tercero que observa su parte animal y su parte Divina y que no es ni el Divino ni el Animal sino uno que Observa a ambas naturalezas, ese es el que somos! ese es el Consciente, el Yo Despierto.

Este que es capaz de observarse y de distinguir su naturaleza terrenal y la Divina, y que no es ni del todo Divino ni del todo Terrenal sino “hijo de ambos”, ese es el que hace posible la convergencia en armonía de ambos mundos, ese es el Cristo Vivo en nosotros! el que desde el Amor encendido hace posible la convergencia de estas dos naturalezas divergentes en principio, es el que une al ser transitorio y mortal con el ser permanente y eterno, es el que integra ambas naturalezas en una. Pero esta unión sigue un Orden y se ajusta a una jerarquía: “lo transitorio sirve a lo permanente”, es decir, el ser humano terrenal (mortal) sirve al Ser Superior (al eterno Yo Soy).

La dualidad activa se expresa a través de nuestros vínculos y de las decisiones que tomamos. Debemos comprender que las decisiones que tomamos desde la identidad terrenal suscitarán circunstancias que nos vinculan a esta vida terrenal y demandarán respuesta terrenal, es decir, en los asuntos del mundo debemos comportarnos como seres humanos terrenales y en los asuntos del Cielo debemos comportarnos como Seres Divinos, Espirituales. Confundir estos aspectos, comportarnos como Guías Espirituales en un vínculo conyugal por ejemplo, no solo nos confunde y malogra nuestra  intención de “guiar al otro” sino que nos quita cualidad como cónyuges. El mundo no tiene ojos para ver lo que no es del mundo, no tiene sensibilidad para apreciar y valorar lo que no le pertenece! será como tirar “margaritas a los chanchos”; “al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios”

a40

Los vínculos surgidos de la naturaleza terrenal, de “la carne” como suele decirse, son vínculos del mundo y reclaman respuestas entendibles y visibles por y para el mundo, cuando esperamos que el mundo nos valore por nuestra “elevación Espiritual” es como hablar a un caballo y esperar que nos responda en perfecto español… el problema no lo tienen los otros sino nosotros, estamos confundidos y confundiendo. Cuando alguien se nos acerca siguiendo su impulso terrenal, por ejemplo, por atracción sexual, por dinero, no le demos lecciones de Espiritualidad porque no tiene ojos para ver ni oídos para escuchar… actuemos entonces desde nuestro aspecto terrenal, si estamos dispuestos, o no actuemos, no convalidemos la relación. Pero, así como algunos se acercan siguiendo su impulso terrenal y no buscan de nosotros sino lo que es del mundo, nuestra parte animal terrenal humana, por otro lado, hay quienes se nos acercan siguiendo un impulso Espiritual, porque de nosotros requieren nuestra vibración, energía, sabiduría y los frutos de nuestra consciencia pero éstos pueden estar  confundidos o confundirse y caer en la trampa de la carne y corromper la relación.

Al Mundo lo que es del Mundo y al Cielo lo que es del Cielo… tengamos claridad y seamos claros con nosotros mismos, cuando buscamos las cosas del mundo no actuemos desde la Espiritualidad porque estaremos hablando para sordos parados frente a ciegos que no verán quiénes somos y no sabrán valorar lo que ofrecemos. Recordemos que hay un orden y una jerarquía: lo transitorio se subordina y sirve a lo permanente!

Seamos maridos o esposas de nuestros cónyuges, y no Maestros o Guías o Sacerdotes, ellos no quieren eso, no valoran eso, no tienen por qué valorarlo! somos nosotros los confundidos entonces y no ellos. Demos al mundo lo que el mundo necesita, a quien nos pide cosas del mundo, demos esas cosas, o no! pero no otras porque estaremos incumpliendo! Al que está perdido en el desierto y sediento de nada le sirve el Oro del Cielo sino que necesita y solo valora el agua que calma su sed… al sediento dale lo que necesita, al sediento de las cosas del mundo dale lo que te hace ser parte del mundo, si acaso estas dispuesto y es tu voluntad consciente y al sediento de Verdades actúa como Maestro, Guía o Sacerdote.

El Equilibrio es la Clave!

Saludos

Nicolás Niglia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s