Abundancia y Prosperidad

Vivimos en un estado de dualidad, somos la expresión de la dualidad activa pero, esto, ¿qué quiere decir en realidad? el estado de dualidad que se expresa en nosotros y que constituye la principal característica de nuestro estado de ser actual, no es lo que comúnmente se piensa en cuanto al “bien y el mal”, a “Dios y al diablo”. La Dualidad que en nosotros se expresa surge de la Convergencia de Dos Naturalezas, de Dos Estados de Realidad que se encuentran en nosotros.

Por un lado, la Naturaleza Terrenal y por el otro lado la Naturaleza Divina, dicho de otro modo y, tal vez más ilustrativo, por un lado somos Hijos de Madre Tierra, Gaia e Hijos de Padre Dios, Adonai. Ambas naturalezas emergen en nosotros en forma de cualidades que son propias a cada una de ellas y que nos asemejan a “mamá Gaia” en cuanto a la condición animal humana y a “papá Dios Adonai” en cuanto  a las cualidades del Espíritu, la mente y la Consciencia cualidades éstas que nos confieren una capacidad de percepción más allá de lo que por condición animal somos capaces de sentir y comprender.

La Naturaleza terrenal, animal humana expresa su intención de ser y esto lo hace a través de programas “instalados” en nosotros que llamamos Pulso del Instinto, es decir, los impulsos mecánicos que surgen por condición natural humana. Una de las cualidades fundamentales que determinan el comportamiento como seres humanos terrenales es nuestra mortalidad, por ello, el impulso del ego es, ante todo, mantenernos con vida y luego, en segundo lugar, mantener con vida a la especie (impulso sexual) y luego, llevar al ser humano a su máxima expresión posible, ser lo más humano que podamos ser cumpliendo los impulsos del instinto.

La Naturaleza Divina se expresa a través de cualidades que no sirven, en principio para resolver los impulsos de supervivencia propios del instinto animal, pues, la Naturaleza Divina no conoce la muerte… por ende, sobrevivir no es un objetivo dentro de su propósito. La expresión más clara de la Naturaleza Divina en el ser humano es a través de un estado de sensibilidad y percepción extraordinario, el cual nos permite “ver” más allá de lo que vemos con los ojos del cuerpo y entender la vida y a nosotros en ella más allá del sentido que la vida tiene según la manera de interpretarla desde el mecanismos animal humano.

Ambas naturalezas expresan en nosotros, en nuestro comportamiento, un sentido y propósito distinto en cuanto a su visión de la vida y del significado de la experiencia. Según el propósito de la Naturaleza Terrenal, somos una criatura al servicio del sostenimiento de un sistema de vida, nuestras programaciones (instinto) apuntan a cumplir este mandato: 1) mantenernos con vida (arraigo), 2) mantener con vida la especie humana (reproducción); y, 3) llevar la individualidad, es decir a cada uno, a su máxima expresión (los machos más machos y las hembras mas hembras)… Mientras seamos obedientes a este proposito que expresa la Naturaleza Terrenal en nosotros y cuanto mejor lo expresemos, mayor será la recompensa que la Naturaleza Terrenal otorga a las criaturas que mejor representan su rol, los “mejores” tendrán territorio, alimentos, hembras/machos, reconocimiento y respeto de los demás (temor)… Este es el criterio de Abundancia para la Naturaleza Terrenal…

La Naturaleza Divina, en cambio, tiene un criterio de abundancia distinto pues, como he dicho, su paradigma es radicalmente diferente, solamente en un punto surge una diferenciación fundamental, la Naturaleza Divina no concibe muerte, no existe “necesidad” o “insuficiencia” no hay lucha o competencia sino la expresión del Ser en toda su cualidad, sin condiciones de ningún tipo.

La Abundancia, según el criterio de la Naturaleza Espiritual consiste en la expresión del Saber, la recompensa que “El Cielo” otorga a quienes son fiel expresión de su Naturaleza Divina, es en forma de Dones… pues, este mundo, esta realidad es gobierno y territorio de expresión de la Naturaleza Terrenal, las riquezas de este mundo son la recompensa que la Madre Tierra da a quienes mejor expresan su voluntad, la voluntad de Gaia, no la voluntad individual del sujeto.

abundncia y prosperidad

Las recompensas que el Cielo otorga y que componen la Abundancia según su criterio, son los Dones, los cuales nos otorgan Saber, lo cual acelera el proceso de Evolución/Ascensión y dado que el sentido de todo esto es Evolucionar, crecer… cuanto antes lo logremos más rápido nos liberaremos de este estado transitorio como animales, sometidos a la limitaciones de un cuerpo mortal y sujetos a un estado permanente de necesidad (carencia) el cual nos empuja a la lucha por conseguir todo lo que necesitamos para sobrevivir hasta la muerte.

Si para vos, la abundancia es dinero, poder sobre los demás, reconocimiento del otro, etc… para conseguirla debes “jugar el juego” que te propone la Naturaleza Terrenal, es decir, debes ser más competitivo, menos sensible y menos escrupuloso, debes ser más animal y menos Espíritu.  Pero, si tu criterio de la abundancia está más cercano al del Cielo, y buscas las recompensas que el Cielo dá a quienes fielmente expresan el Propósito Divino, entonces recibirás los Dones, en forma de un nuevo Estado de Ser, un estado de sensibilidad y percepción amplificada: sabiduría, lo cual te servirá para “construir el puente hacia la Nueva Vida”.

Pero, recuerda lo que se nos ha dicho dos mil años atrás…. “no puedes servir a dos Señores, pues a uno le fallarás, no se puede servir a Dios y al Dinero”…. “Busca el Cielo, que todo lo demás (las cosas de este mundo) se te darán por añadidura”….

Al Cielo pide los Dones que solo el Cielo te puede otorgar, sabiduría, comprensión, claridad y, las cosas que el mundo dá, pídelas al mundo para lo cual deber´s ser fiel sirviente y jugar su juego… No pidas dinero al Cielo, ni pides al mundo que te de amor… Cada cosa en su lugar y el lugar para cada cosa….

Saludos, Nicolás N

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s