Yo Soy, Yo Puedo

A veces quisiera no ver con los ojos del cuerpo sino solo ver con el corazón… pues la mirada juzga aún sin quererlo, porque mis ojos de humano animal, ven desde la necesidad, desde la conveniencia…

A veces quisiera olvidar la costumbre y recordar el olvido pues, los ojos se acostumbran y dejan de ver lo que Es y ven desde la memoria… esas montañas que me conmovieron al verlas la primera vez, pareciera que ya no estuvieran ahí…pues la costumbre y el olvido enceguecen los sentidos y no somos capaces de ver aun cundo miremos.

A veces quisiera no haber leído aquel libro que me conmovió al leerlo la primera vez, para volver a leerlo y sentir una vez más como si jamás lo hubiera leído… quisiera vivir cada día sin recuerdos, sin memorias, sin deseos y sin necesidades, para ver la Vida sin interés, sin condiciones y sin juicios,  sino solo lo que Es tal cual Es…

A veces quisiera… pero no puedo… y pienso… puedo! claro que puedo! entonces miro la Vida no desde los ojos del cuerpo sino desde la mirada del corazón, sin argumentos y sin juicios… y siento la Vida tal cual Es… siento el movimiento de la montaña, el latir en el suelo como si caminara sobre el lomo de un Ser Gigante.. y claro, así es!

Respiro y observo y percibo la Vida en todas sus manifestaciones y las fronteras entre mi cuerpo y el más allá desaparecen…. me fundo en el TODO y SOY.. entonces comprendo que el cuerpo es solo la puerta de entrada, es el observatorio desde donde miro la Vida en una de sus tantas caras… y aprendo a reconocerme en el todo sin separarme de lo que Es, pues yo soy una más de sus tantas expresiones…

Entonces viene la calma… el reposo… y percibo la eternidad en el ahora, siento la Vida recorrerme y multiplicarse en cada latido… y Yo Soy UNO con TODO LO QUE ES…

Y  recuerdo.. hemos venido a buscarnos, a reconocernos en el TODO que conformamos, a distinguirnos sin separarnos, pero nacimos separados para que sea más fácil reconocernos, y luego debemos integrarnos para dejar de ver la vida con los ojos del cuerpo, para recordar el olvido y no vivir más de memoria y quitarnos las vedas de la costumbre y entonces, en cada amanecer, al observar desde la ventana veremos esas montañas tal cual la primera vez…

Claro que Puedes! deja de pensar un momento, aquieta tu mente, siente la vida recorrerte en cada latido… y recuérdate! a eso has venido!!! Estas para Ser!

Saludos, Nicolas Niglia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s