Liberación del Karma colectivo

¿Podemos cambiar la historia de la humanidad, nuestra historia,  o debemos esperar que “el Cielo” lo haga? ¿nos corresponde a nosotros componer los errores y desequilibrios que nosotros mismos, como especie, hemos causado? ¿tenemos el derecho, el poder y/o el deber para solucionar los errores que hemos cometido?

Sabemos que existen leyes que determinan que la realidad sea lo que es. Comprendemos esto pero no somos capaces aún de distinguir y de comprender todas las leyes que componen y determinan nuestra realidad, Por esta razón andamos a prueba y error, generando desorden así como el que entra a oscuras a un sitio y va pateando cosas y llevándose por delante otras hasta que enciende la luz y ve y solo entonces puede comenzar a ordenar lo que ha desordenado.

Nos lleva tiempo, muchas vidas, llegar al estado de comprensión tal como el de quien al fin enciende la luz de la habitación y puede ver lo que esta desordenado y puede componer el desorden. Mientras no tenemos la claridad para “ver” nada o poco podemos hacer sino seguir andando hasta encontrar la luz y encenderla. Es decir, hasta que no vemos andamos a ciegas aún cuando sabemos que no estamos viendo y que seguimos desordenando pero, sin “luz” para ver lo que Es tal cual Es, nada o muy poco podemos hacer para solucionar el desorden que hemos causado.

Cuando comprendimos la ley de sustentación pudimos correr una de las fronteras de nuestra realidad, la que nos impedía volar. Pero, el solo hecho de comprender la ley de sustentación y el diseño del ala que cumplía esa ley, no fue suficiente para dominar el vuelo. Mucho tiempo y vidas fueron invertidas para llegar al punto actual en el que volar es prácticamente un acto cotidiano simple y natural del ser humano. Solo cuando comprendemos, es decir, cuando podemos ver… es cuando tenemos poder sobre la realidad, sobre la vida.

La humanidad, en su andar a ciegas, a prueba y error, ha causado -y sigue causando- mucho desorden. Como especie seguimos siendo un cuerpo ciego impulsado por el deseo y por la necesidad, y condicionados por el miedo y por la culpa. Mientras estemos ciegos nada o poco podemos hacer para evitar causar desorden en nuestro andar… y tal cual los niños reciben la asistencia y protección de mayores, nosotros, mientras sigamos ciegos y a prueba y error, necesitaremos la asistencia y la protección de “seres mayores” quienes evitarán que no desordenemos más de lo que podemos ordenar cuando tengamos comprensión y capacidad de solucionar el desorden que hemos causado.

karma colectivo

Estos Seres Mayores o Hermanos Mayores, están ocupados en guiarnos en nuestra ceguera y en evitar que hagamos más daño del necesario dentro de lo previsto en nuestra senda hacia la evolución. Protegen además al planeta y al resto de los planetas, de nuestra ignorancia e inconsciencia. Pero, estos Hermanos Mayores NO tienen como misión u objetivo solucionar los desordenes que nosotros hemos provocado sino solo en guiarnos y protegernos mientras andamos a oscuras…

A medida que vamos encendiendo la Luz, lo que van adquiriendo la cualidad de “ver” y comprenden el desorden que hemos causado, son ellos los que tienen el compromiso de ordenar lo que se ha desordenado sin importar “quién es el culpable”.   Es decir, no es obligación del que desordenó sino del que tiene la capacidad de comprender cuál es el orden. Estas personas, quienes van despertando y ven…asumen el rol de los Hermanos Mayores y se convierten  naturalmente en Guías y Protectores de la especie humana.

La humanidad, en su andar a ciegas, va desordenando, tal cual he mencionado ya y este desorden genera lo que conocemos como Karma. El Karma es una memoria, es decir, lo que se ha desordenado queda registrado hasta que la misma especie humana lo ordene y lo regrese a su estado natural. Me refiero no al karma individual, al Karma Colectivo el cual no está vinculado a un individuo sino a una sociedad, o a un país, o a una raza por ejemplo; y, cualquier miembro de esa sociedad, país o raza que tenga ojos para ver y sensibilidad para comprender el desorden que se ha causado, tiene la obligación y la oportunidad de trabajar en la sanación y liberación de dicho Karma.

Entonces, SI! los hombres, el ser humano tiene la oportunidad y la obligación de solucionar lo que la humanidad ha desordenado, sanar Karma Colectivo de su país, de su raza, etc… NO debemos esperar que otros seres vengan a ordenar lo que hemos desordenado, los Seres o Hermanos Mayores solo nos Guían y Protegen en nuestro andar a ciegas hasta que “tengamos ojos para ver” (consciencia) pero ellos no van a quitarnos la oportunidad de compensar lo que hemos descompensado y liberarnos del Karma Colectivo e individual.

En este sentido, es útil y necesario que las personas que van teniendo la capacidad y la sensibilidad para comprender esto, trabajen en la solución no solo de su karma individual, sino del karma colectivo de su linaje (familia), de su raza, de su país y de la humanidad en general.  Por supuesto, mientras la humanidad siga su andar a ciegas, a prueba y error, seguirá generando desorden pero, al quitar Karma Colectivo se ancla más y más la Luz. Dicho de otro modo, una cosa es entrar en una habitación oscura donde está todo desordenado y te podes caer y romper cosas y otra cosa es entrar en una habitación que, si bien está a oscuras, al estar todo en su lugar u ordenado, es más fácil llegar hasta la luz sin caerte y sin romper nada que luego deberás arreglar para liberarte de todo compromiso (Karma).

Saludos, Nicolás Niglia

Otros artículos relacionados a este tema: Karma y Prosperidad

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s