Ascensión y Evolución inteligente sin cambio de consciencia

Gracias a los avances tecnológicos hemos reducido notablemente el tiempo y la complejidad de algunas tareas esenciales para la supervivencia y de otras que no lo son tanto, contamos con relojes que nos dicen el tiempo exacto, computadoras que realizan cálculos y estimaciones que antes nos llevaban mucho tiempo y ocupaban a varias personas, autos, aviones, electrodomésticos, sistemas de calefacción, refrigeradores que mantienen los alimentos más tiempo en fin…

Viajemos en el tiempo por un momento, aunque sea de manera mental, vamos, por ejemplo, 500 años atrás, ¿cómo era la vida entonces? Desde el punto de vista tecnológico era muy distinta pero, en cuanto a las razones que motivaban las decisiones cotidianas de las personas, esto sigue intacto tal cual era entonces. Seguimos rigiéndonos por el mismo paradigma, son las mismas razones las que motivan la acción. Es que seguimos sujetos a las mismas necesidades y deseos pues, seguimos siendo seres humanos de “carne y huesos”. Es que mientras estemos sujetos a esta condición natural de ser humano, seguiremos regidos por las mismas necesidades y deseos, cambiando algunas costumbres y hábitos conforme vamos descubriendo nuevas técnicas y tecnologías pero que no nos liberan del mismo estado elemental de necesidad y deseo.

Sin embargo, no son siempre las mismas necesidades y deseos lo que nos determina en la acción sino que conforme vamos avanzando en la transformación tecnológica agregamos nuevas necesidades y nuevos deseos como por ejemplo el deseo de poseer y experimentar estos descubrimientos pero, las necesidades y deseos originales no han desaparecido sino que han pasado, en tal caso, a un segundo plano y no para todo el mundo pues algunas personas siguen ocupadas en resolver cuestiones básicas de supervivencia mientras otras están ocupadas en satisfacer necesidades más complejas y deseos más sofisticados.

Ahora, viajemos en el tiempo pero hacia adelante, unos 500 años hacia el futuro. ¿Qué nuevos descubrimientos imaginas que caracterizaran la vida de entonces? Así como en el pasado el hombre conquisto todos los continentes del planeta en barcos de madera, los cuales eran tecnología de vanguardia para ese momento, dentro de 500 años podemos suponer que el hombre contará con naves que le permitirán desembarcar en otros planetas y construiremos colonias allí. En una proyección simple esto es muy probable y posible.

laberinto

En ese caso, nuevas necesidades y deseos serán agregados a la vida del ser humano. Por ejemplo, un nuevo deseo que tendrán algunos será el de viajar a Júpiter o a Andrómeda como quien hoy desea viajar a Egipto o a Grecia o al Caribe. Es decir, los nuevos descubrimientos tecnológicos, la sofisticación de la vida satisface de manera más rápida y con menor esfuerzo las necesidades básicas pero no nos libera de ellas sino que agrega nuevas necesidades y deseos. Seguimos sujetos al mismo paradigma basado en resolver necesidades y deseos.

Es cierto que ya no debemos salir a cazar animales salvajes para alimentarnos pero debemos salir a diario a “cazar” el dinero para comprar el alimento que otro ha cazado/conseguido. La vida se ha hecho más compleja conforme avanzamos en los descubrimientos tecnológicos, conforme evolucionamos en inteligencia e ingenio agregamos nuevas tecnologías y técnicas que resuelven nuestras necesidad de manera cada vez más rápida y efectiva pero suscitan dependencia y la dependencia nos condiciona tanto como la necesidad y el deseo original que nos impulsó al uso de las tecnologías y nuevas técnicas.

Hemos conseguido nuevos niveles de confort, ya no padecemos el frío o el calor como antes, contamos con tecnología que acondiciona la temperatura en nuestras casas, en los autos. Viajar ya no es tan incomodo como en la época en la que andábamos a caballo, hoy nos trasladamos de manera cómoda y más segura y en menor tiempo. Sin embargo, seguimos sujetos a las mismas necesidades o, mejor dicho, seguimos atados a la necesidad y al deseo. Seguimos siendo el mismo de siempre, con ropajes nuevos y más sofisticados pero regidos por las mismas razones y condicionamientos o, peor aún, con más necesidades y con nuevos deseos agregados a los anteriores, a los de siempre.

Cuanto mas deseos incumplidos tienes, cuanto más necesidades estas obligado a satisfacer, más pobre te sientes, ¿verdad? En este sentido, al agregarnos nuevas necesidades y sin liberarnos de las necesidades anteriores, de las necesidades y deseos elementales, hemos empobrecido la vida, nos hemos generado una mayor dependencia con la necesidad y el deseo. Y, cuanto mayor es la intensidad de la necesidad y del deseo mayor es el poder que cedemos y más pobres nos hacemos,

Cuando nos damos cuenta de esto, cuando advertimos la trampa en la que hemos caído, cuando descubrimos que estamos atrapados en el “Paradigma del Hamster”, el cual hace girar la rueda diariamente hasta agotarse creyendo que así saldrá algún día de su encierro; entonces, surge el primer destello de consciencia, es esto lo que llamamos: el despertar de consciencia.

Mientras que la evolución de la inteligencia, sin consciencia, nos conduce al empobrecimiento de la vida; la Evolución Consciente consiste en el uso del poder creador, de la inteligencia, del ingenio, no para satisfacer las necesidades y los deseos de siempre sino, más que nada, para liberarnos del estado de necesidad y de deseo crónicos. Dejamos de luchar por conseguir y obtener, nos salimos de la competencia pues comprendimos que, como el hamster que hace girar la rueda, cuanto más empeño ponemos más lejos estamos de la salida pues no solo no vamos a ningún lado bueno sino que, además, perdemos las energías, cedemos el poder, nos empobrecemos.

El hombre está atrapado en el estado de necesidad y deseo, ya no en las necesidades y deseos naturales de su condición sino en las que ha agregado en su desarrollo inteligente sin consciencia. Estos avances tecnológicos han alterado los comportamientos y las costumbres empobreciendo la vida y sin resolver las necesidades y deseos elementales. Las nuevas generaciones no conciben su vida sin teléfono móvil, sin autos, sin consumo, pero pueden vivir sin propósito y sin sentido consumiendo el tiempo así como el hamster consume su vida y sus energías haciendo girar la rueda que no lo lleva a ninguna parte, pero lo mantiene ocupado y entretenido “es mejor que no hacer nada”…

Mientras una parte de la humanidad continua su deriva en el sentido de la evolución inteligente pero sin consciencia, sofisticando al vida y agregando nuevas necesidades y deseos sin liberarse de las necesidades y deseos elementales, otra porción, tal vez la más pequeña, se aparte y pone rumbo hacia la salida de esta laberinto. Mientras unos están ocupados en hacer girar la rueda del hamster, otros han decidido salirse de ese juego y buscar la salida, el Portal. Estos últimos son los “raros” por supuesto, son los que han perdido lugar en la manada, son los que desentonan con el comportamiento común pues ¿qué animal, ante el impulso inconsciente del hambre, por ejemplo, se plantea la alternativa de liberarse del hambre en vez de pensar en conseguir el alimento que resuelve esa necesidad?

La actitud inusual de los que decidieron salirse de la manada entretenida y ocupada en “hacer girar la rueda del hamster” es, en esencia, un acto de desobediencia al instinto humano, es una actitud como la del esclavo que en vez de pensar en servir a su amo piensa en cómo liberarse de la esclavitud…

rueda del hamstyer

La humanidad que avanza en su deriva evolutiva inteligente y sin consciencia tiene un largo camino que recorrer aún. En el futuro estará desembarcando en nuevos planetas, tomando contacto con otras especias, será sometida por especies similares pero con un nivel de inteligencia y tecnologías más avanzadas así como los nativos de américa fueron sometidos por los europeos por ejemplo.

Pero, una porción de la humanidad, los que se han apartado de la manada y han puesto su enfoque y dedicación no en hacer girar la rueda del hamster sino en buscar la salida, el Portal, en dejar de ser esclavos de la condición (de la necesidad y del deseo crónicos) estos hallarán ese Portal y trascenderán el condicionamiento hacia un nuevo Estado de Ser.

Estos son los dos caminos que se proponen frente a la humanidad, cada individuo tiene la oportunidad de escoger. Por supuesto, cada uno será “llamado” por un camio pues cada uno resonará naturalmente y de acuerdo a su edad evolutiva con uno u otra camino. Quienes se sienten incómodos en este mundo, esos que piensan en cómo liberarse del condicionamiento más que en satisfacer sus necesidades y deseos, serán empujados por su inquietud hacia la salida y, los otros, los que siguen entretenidos y cómodos haciendo girar “la rueda del hamster”, seguirán su camino naturalmente.

Los 2 Caminos

En cada uno de nosotros está la elección acerca de qué camino tomamos. En cada decisión cotidiana estamos eligiendo hacia uno u otro destino. Verifiquemos nuestras decisiones, ¿hacia qué futuro nos llevan, nos condenan a seguir en este mundo hecho a imagen y semejanza del ego o estamos construyendo el puente hacia un mundo nuevo y basado en un nuevo paradigma?

Saludos, Nicolás Niglia

Artículo relacionado: https://estarparaser.wordpress.com/2015/08/20/linaje-cosmico-y-ascensin/

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s