Linaje Cosmico y Ascensión

Semillas del mismo árbol fueron sembradas en distintos jardines, cada una de ellas adoptó la particularidad característica del jardín en el que fue sembrada, pero todas comparten aún el mismo origen, todas ellas son semillas caídas del mismo Árbol. Como un hombre que viaja por el mundo y en cada país que recorre deja descendencia con una mujer distinta y natural de su país, en áfrica con una negra, en Japón con una japonesa… los hijos de este hombre compartirán la misma ascendencia paternal pues son hijos del mismo Padre, pero expresan cada uno la cualidad específica de su madre, la cultura de su país y las costumbres y rasgos fundamentales…

En el planeta Tierra coincidieron varios de estas semillas que fueron sembradas en distintos jardines (planetas), hijos de distinta madre (origen planetario distinto) pero vinculados por la misma ascendencia paternal (origen Divino, Dios Padre). No todos los hijos de cada planeta fueron traídos aquí sino solo aquellos que compartían la misma edad evolutiva en el momento en el que fueron traídos. Y fueron traídos para continuar su senda evolutiva hacia su máxima expresión.

No todas las semillas que caen al suelo logran germinar, pero es necesario que todas ellas caigan para que algunas lo logren. Las que no logran germinar en el primer ciclo son retiradas y re sembradas en otro suelo y así, luego de cada ciclo, se lleva a cabo la “re siembra” en la cual aquellas semillas que no lograron la germinación son conducidas a nuevos suelos donde se juntan con otras semillas en su misma situación.

El ser humano actual es descendencia de varias semillas estelares, es decir, aquí nos hemos encontrado distintas razas, hijos del mismo Padre (compartimos origen Divino) pero de distinta madre (origen en distintos planetas).  Cada raza ha traído sus antecedentes, su historia, su pasado, sus vicios y virtudes.  Y de la convivencia de estas razas ha surgido una nueva raza de seres humanos en los cuales convergen los pasados estelares de la ascendencia estelar de las razas que componen su linaje. Y es este resultado lo que se ha procurado, no es una consecuencia casual sino totalmente premeditada por los Sembradores (Seres que escogen y preparan “el suelo” en el cual siembran las semillas para su germinación).

Las razas que han sido traídas aquí conservan registros de su pasado estelar, de su origen planetario y de su destino Divino. Saben que han sido “separadas” de su suelo original, al cual anhelan regresar y reunirse con su familia de origen. Por esta razón, las razas han sido celosas en la custodia de sus costumbres y de su linaje, se han mantenido y se mantienen separadas del resto pues intentan mantener su “pureza” original a fin de no perder el “Derecho de Regresar y reunirse con sus Hermanos Mayores.

razas estelares de luz

Pero, a pesar de este celo y del rechazo a la combinación con otras razas, lo cierto es que se han mezclado a causa de los distintos movimientos demográficos, de las guerras y persecuciones. Se han mezclado las genéticas, las historias y el pasado de cada raza, convergiendo toda esta riqueza estelar en las nuevas descendencias constituyendo así un nuevo arquetipo humano.

Todas estas razas han aportado su conocimiento dado que todo ser humano que vive en este planeta está conectado a la rejilla de consciencia de la humanidad así como toda expresión de vida de este planeta está conectada a una rejilla de consciencia en la cual están los programas de funcionamiento característico de cada expresión de vida (los programas que componen el instinto de cada especie animal por ejemplo). Es así que cada raza, más allá de su hermetismo, ha aportado lo suyo a la rejilla de consciencia humana de Gaia, a la cual está conectado todo ser humano en Gaia, enriqueciendo de este modo a la especie humana del planeta Tierra en su totalidad.

Así como el cuerpo humano se compone de distintos órganos, todos ellos necesarios para dar identidad al cuerpo, del mismo modo, el “cuerpo que compone la especie humana de Gaia”, está formado de distintas razas que son cada una de ellas como órganos que dan identidad a la especie, la completan, Las razas originarias de Gaia son las que dan la resonancia terrenal, son “los pies” de la humanidad y, las otras razas componen las cualidades que dan forma e identidad al cuerpo de la especie humana de Gaia.

Cada uno de nosotros tiene vínculos parentales con sus progenitores, por supuesto, con sus hermanos, primos, etc. pero también tenemos vínculos parentales con nuestra ascendencia estelar, no solo con los hombres y mujeres que han nacido en este planeta sino con aquellos de los cuales descendieron estos, nuestros Antepasados Estelares o Cósmicos.

Algunos de nuestros antepasados estelares han Ascendido a otras Octavas de Consciencia, es decir, han salido de la 3D y se mueven plenos en la 4D, 5D, etc. Con nuestros antepasados estelares que se mueven en la misma Octava de consciencia que nosotros, es decir en la 3D/4D, con esos tenemos un vínculo como podríamos tener con hijos de nuestro mismo padre pero nacidos de distinta madre y en otros países con culturas y rasgos distintivos, a quienes aún no hemos conocido.  Pero, con los seres de nuestro linaje estelar que sí han Ascendido a otras octavas de consciencia existe una vinculación más cercana, éstos son los que cada raza reconoce como sus Guías, Maestros, Profetas, Elegidos, Enviados, son los que guían a los “remanentes no ascendidos” los que sirven de ejemplo y parámetro de evolución.

siembra y re siembra

Lo que muestra el gráfico anterior es la Ascensión hacia nuevas Octavas de Consciencia que se da en cada fin de Ciclo (a nivel grupal) o antes del fin de ciclo a nivel individual y el desplazamiento dentro de la misma Octava de Consciencia, lo que he llamado “re siembra en nuevos suelos”, Esto último, la “re siembra en nuevos suelos” es lo que ha traído a este planeta a las razas que componen hoy a la especie humana, a algunas de ellas pues otras son originarias de aquí, son hijas naturales de Gaia…

Este mismo esquema se aplica a cada una de las razas que componen a la humanidad actual, a esta generación y, a su vez, podemos utilizar este mismo esquema para esta nueva raza humana emergente, compuesta de esta convergencia de razas. En este sentido, los individuos en color negro en el gráfico representan a la especie humana actual, la cual en este fin de ciclo, por el que estamos atravesando, será conducida hacia la nueva Octava de Consciencia (una parte de ella) y el remanente será “re sembrado” en nuevo suelo donde continuará su proceso evolutivo pero dentro de la misma Octava de Consciencia. Esos remanentes no ascendidos volverán a tener la oportunidad de ascender, en lo individual para cada sujeto y en lo colectivo al término del siguiente ciclo. Los seres ascendidos serán Guías y Maestros, serán parámetro y medida que utilizarán los remanentes no ascendidos, darán forma a su historia a su pasado y dirigirán su futuro,

El remanente no ascendido será conducido a nuevo suelo, en el cual se reunirá con otras semillas en misma situación, otros remanentes no ascendidos que vibran en la misma Octava de Consciencia. Si bien los desarrollos y descubrimientos tecnológicos avanzarán y aportarán nuevas técnicas y maneras más eficientes para resolver las mismas necesidades y deseos de siempre, estos grupos remanentes se mantendrán en la misma Octava por lo que continuarán en el mismo paradigma, sujetos a conflictos, luchas, carencias, etc.

El remanente no ascendido de este ciclo de Gaia se reunirá con otros remanentes no ascendidos de otros planetas en un episodio similar a lo que sucede, por ejemplo, cuando grupos étnicos son desplazados de un país y conducidos a otro país con costumbres distintas, con rechazos, con conflictos y lucha. Para esa porción de la humanidad, no ascendida, la vida seguirá tal cual es hoy, sujeta a luchas, a guerras, con nuevos “enemigos” con nuevos escenarios y tecnologías pero muy parecido a lo que es la realidad del mundo humano de hoy. Esta humanidad no ascendida se encontrará con “familia estelar” es decir, se reunirá con otros seres, también no ascendidos, con los que compartimos pasado estelar. Un paralelismo con esto último que digo es, por ejemplo lo que ha sucedido con los hijos de italianos y españoles que han nacido en América y que por problemas económicos o políticos han decidido regresar a Europa y se han reunido con familiares cercanos y lejanos…cosechando rechazo en algunos casos y aceptación en otros…

La humanidad ascendida tendrá contacto con su familia de Luz, con aquellos que están ya en la misma Octava de Consciencia a la cual éstos ascenderán y serán recibidos y guiados por estos Hermanos/as Estelares de la Luz. De hecho, actualmente y desde hace muchos años estamos siendo Guiados y Asistidos por nuestra familia de Luz, por Hermanos/as Estelares Ascendidos y por Guías y Maestros/as Ascendidos.

Candidatos a la Ascensión y remanente no ascendido…

Aquellos que se han ido sintiendo incómodos con su vida habitual, con las rutinas y costumbres del mundo, y que han sentido una inquietud inusual que los ha apartado de “la manada”, quienes han buscado respuestas a nuevas y singulares preguntas, ellos son los que han iniciado el proceso de “germinación”, son las semillas que han activado su crecimiento evolutivo, son los que el Sembrador protege a fin de que prosperen en su crecimiento y maduración, son los que ascenderán a la nueva octava de consciencia.

Y, aquellos que continúan la vida como “si nada”, cambiando los métodos y adoptando nuevas tecnologías pero actuando regidos por las mismas razones de siempre y guiados por el mismo paradigma (idea rectora), ellos son los que necesitan más tiempo para su Despertar, para activar la germinación, son las semillas que deben ser re sembradas en otro suelo en el cual las condiciones favorecen y dan continuidad a su proceso de crecimiento. Estos también están siendo guiados y asistidos para evitar que ocasionen más daño del necesario para su evolución tal cual los niños son guiados por sus mayores,

Para los que están en el proceso de la Ascensión, sentirán que día a día pierden su lugar en este mundo o, en algunos casos,  ya sienten que no tienen más lugar en esta realidad, se sienten raros, extraños, ajenos. Es que estamos viviendo la “separación” de unos de otros, de los que serán re sembrados y de los que están germinando y dando sus primeros frutos de consciencia. Estamos, en este preciso momento, en la etapa de corte, de fin de ciclo y de inicio del ciclo nuevo. Estamos en lo que se ha llamado “el No tiempo” pues, la cuenta del ciclo anterior ha concluido pero no ha iniciado aún la cuenta del ciclo nuevo.

A ustedes, a los que anhelan el inicio del nuevo ciclo, a los que padecen esta realidad, a los que sienten que ya no tienen lugar en este mundo… tengan paciencia, confianza, Fe! nada está suelto al azar, no hay error ni casualidad, todo esta dentro de un proceso perfecto y estamos siendo Guiados, Asistidos y Protegidos por Hermanos/as Mayores, por Seres de Luz, por Maestros/as Ascendidos…. Estamos en pleno parto… duele, claro que duele, es incómodo, molesto pero es solo un momento…. a su término, para el cual falta muy poco, iniciaremos una Nueva Vida y comprenderemos que valió la pena todo el dolor, la incomodidad y la molestia que estamos sintiendo!

Saludos y feliz Ascenso! del otro lado del velo nuestra familia de Luz nos espera! seamos pacientes, ya falta poco, ese momento que hemos soñado… ya llega!!!

Nicolás Niglia

Anuncios

Un pensamiento en “Linaje Cosmico y Ascensión

  1. Pingback: Ascensión y Evolución inteligente sin cambio de consciencia | Estar para Ser

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s