¿Contando los días a la espera de que "algo" pase…?

Cuando la vida parece una espera larga y lenta, cuando vives esos días en los que parece que nada has hecho que nada ha pasado, que has perdido un día en vez de haberlo ganado; entonces, viene la desesperanza, perdemos la confianza y damos lugar a los pensamientos pesimistas. Esas voces que desacreditaban tus ideas y visiones van subiendo el volumen en tus pensamientos, tapando a las otras, a esas voces que te alentaban a seguir adelante.

Días, semanas y nada… ponemos el entusiasmo en una fecha o en un eclipse o en la promesa de alguien que dice saber de lo que habla y, luego, deviene la desesperanza cuando comprobamos que nada nuevo ha pasado que seguimos siendo el mismo de siempre, el sol sale por el mismo sitio y se pone en el mismo horizonte… y entonces nos preguntamos ¿será que esto es así y así seguirá y nada cambiará?

Mi abuelo criaba canarios, vivíamos todos en una casa muy grande, separada en departamentos, pero todos allí en el mismo lugar, mis abuelos, mis tíos y mis primos, era el paraíso tener a mis primos allí todos los días… Cuando llegaba la primavera, un poco antes en realidad, las canarias comenzaban a poner sus huevos y nuestra ansiedad llegaba a su tope máximo pues queríamos ver a los pichones…como todo niño.

Todos los días íbamos hasta el nido de la canaria (eran unos cuantos) esperando a que la canaria saliera a comer y entonces podríamos comprobar si había puesto el primer huevo o no…. así estábamos unos días sin que nada pasara… Hasta que llegaba ese glorioso día en el que aparecía el primer huevo, luego el segundo y así a veces hasta un quinto huevo… Pero nuestra ansiedad apenas calmaba pues, no sabíamos si los huevos tenían pichones adentro o si la canaria sería capaz de estimular su gestación y si todos nacerían sanos, en fin… no sabíamos nada! y por eso debíamos esperar a que las cosas pasaran, o no… Así estábamos los 14 días que tarda en salir el pichón del huevo, siempre y cuando hubiera pichón en él y siempre y cuando éste se gestara sin dificultades…

Más de una vez nos preguntamos si habría pichones dentro del huevo… no teníamos manera de comprobarlo… debíamos esperar los 14 días…. alguno de mis primos sugería que no había pichones cuando, por ejemplo, el tamaño del huevo le parecía pequeño; otro primo más optimista creía siempre que en todo huevo habría un pichón y luego se llevaba sus grandes desilusiones… y así íbamos de una espera en otra, especulando en cuanto a lo que podría ser de acuerdo a nuestra fe de lo que podría ser… pero no sabíamos nada y por eso, solamente debíamos esperar a que las cosas pasaran… y, hasta que las cosas pasaban, no sabíamos qué pasaría…

Los días previos a que apareciera el huevo en el nido y los 14 días posteriores en los que tardaba en salir el pichón del huevo no sabíamos qué pasaría…eran días que no “pasaba nada”, días de frustración cuando íbamos al nido y no había ningún huevo aún… o cuando comprobábamos que no salía el pichón del huevo luego del día 14, 15, 16….

Cuando crecimos un poco, mi abuelo nos enseñó algunos trucos que tienen los criadores a fin de no someterse al mismo proceso de ansiedad que he relatado, técnicas que mi abuelo practicaba no con todos los canarios, pues tenía muchos, sino solo con algunos. Miraba la panza de la canaria y sabía si estaba con huevos por poner, luego, miraba los huevos a tras luz y sabía si había pichón en él, luego, si la canaria no los alimentaba, él mismo lo hacía….

canario con signo

Entonces, mi abuelo, nos iba diciendo qué canaria pondría huevos, qué huevos tenían pichón adentro y qué pichones estaban bien alimentados por su madre… a medida que íbamos comprendiendo las señales, la ansiedad disminuía y lo que antes era cuestión del azar ahora era tan simple como leer el “manual de instrucciones” de la cría de canarios….se había terminado el misterio y las especulaciones….

Salvando las distancias, esta analogía me parece muy cercana para describir el proceso por el que algunos están pasando hoy, a la espera de acontecimientos extraordinarios, ansiosos y expectantes, especulando entre distintas hipótesis (profecías?) como estábamos mis primos y yo cuando íbamos todos los días a ver el nido esperando el primer huevo… pero, tal cual el ejemplo, a medida que fuimos comprendiendo las señales (aprendiendo a leerlas), a medida que crecíamos lo que antes era cuestión de azar y misterio se hizo sencillo y claro de interpretar..

Lo que hizo mi abuelo con nosotros, enseñándonos cómo leer e interpretar la señales, es lo que están haciendo algunas personas hoy con otros, dando pistas, descifrando enigmas, revelando “el truco de magia” para que salgamos de la ilusión y comencemos a comprender, cada uno, las señales pues pase lo que pase no será igual para todos ni tendrá el mismo sentido y efecto para cada uno…

Cuando fuimos más grandes, mis primos y yo, sabíamos, con solo ver a la canaria, si estaba lista para juntarla con el macho; luego, sabíamos si ya estaba el primer huevo para salir con solo mirar su panza; luego, sabíamos si había pichón en el huevo poniéndolo a tras luz…. conforme comprendíamos el comportamiento y las señales el misterio desaparecía… entonces, criar canarios había dejado de ser una cuestión de magia o de azar y se convirtió en una simple técnica….

No renuncies a la espera, no desesperes porque no veas las señales, las señales están aunque no sepas interpretarlas aún.. ningún día es perdida de tiempo aún aquellos días en “los que no pasa nada”, busca el conocimiento y deja que las cosas pasen… pues pasará lo que deba pasar… aunque aún no puedas verlo…

Saludos, Nicolás Niglia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s