Jesús y Judas Iscariote, ¿una traición?

La historia Bíblica describe la actuación de Judas Iscariote como una simple traición motivada por la ambición y la pérdida de interés y compromiso con la causa del Cristo. Lo resalta como “el traidor” que entregó a Jesús a la muerte pero, la misma fuente revela que Jesús no fue quitado del mundo, no fue interferido en su tarea sino que, tal como él mismo lo clara a sus discípulos, entregó su vida para que se cumpliera la Escritura (el Plan Divino). Es decir, si Jesús entregó su vida no a la muerte sino al propósito de su encarnación, y dentro de lo cual estaba prevista la captura y asesinato tal cual sucedió, entonces, Judas Iscariote actuó conforme al Plan Divino, por lo cual sirvió al surgimiento del Cristo…

Sé que ésta es una idea que choca contra las creencias aprendidas e inculcadas durante mucho tiempo. Por naturaleza, somos reticentes a movernos del sitio calentito en el cual reposamos confortablemente y, es así que sin pensarlo rechazamos las propuestas que nos invitan a movernos hacia otro lugar (hacia otras ideas y nuevas maneras de ver la realidad). Pero es así como crecemos y ampliamos nuestra percepción y el entendimiento; y es sí como nos liberamos de los patrones y costumbres que nos mantienen aferrados a las creencias e ideas rígidas.

Jesús, el Ser que encarnó en ese hombre, vino a esta vida con un Plan, siguiendo un Plan que involucra no solo a Jesús hijo de María y José. Ese Plan involucra a muchas más personas, seres que han encarnado y otros que no lo han hecho sino que hicieron su parte “detrás de cámaras”. El propósito de ese Plan no era el de cambiar el mundo, el de transformar el estado de naturaleza de este mundo. Dado esto, el Plan debía llevarse a cabo sin alterar el equilibrio de este mundo, es decir, sin que este mundo dejara de ser el mundo que es y debe ser. En un sentido metafórico digamos que el Plan consistía en conectar a la humanidad con un Estado de Naturaleza que no es propio de este mundo y sin cambiar las condiciones del mundo actual. Un Canal o, como Él mismo lo dijo “un Camino” de ascensión hacia un nuevo mundo, o Reino de los Cielos… En otros artículos he explicado acerca del origen extra terrenal de varias de las razas que componen la especie humana actual. Estas razas anhelan regresar a su tierra natal… así como un inmigrante que debió dejar su suelo y es inmigrante en suelo extranjero. Pero, para regresar a la Tierra Santa, al Paraíso, al Cielo, “a casa”… debemos liberarnos de las cuestiones que precisamente hicieron que fuéramos expulsados de allí… debemos recuperar la resonancia con la naturaleza Divina de la que procedemos…. Judíos, musulmanes, cristianos… esperan al Mesías que los regrese a su plenitud de la cual fueron arrancados…

El Plan, dentro del cual Jesús es un eslabón fundamental, consiste, precisamente, en señalar el Camino a los “hijos perdidos”, para que regresen a casa… A esto ha venido el Ser que encarnó en Jesús y todos los otros seres, encarnados y no encarnados. Entre ellos, Judas Iscariote fue otra pieza fundamental en el Plan,  y no fue un rol menor el que debió interpretar, ser el traidor del Cristo no es tarea sencilla.

No hace mucho tiempo han salido a la luz nuevos evangelios de estos que no son reconocidos por la Iglesia Católica Apostólica Romana, uno de ellos, o algunos, hacen referencia a la relación de Jesús con Judas el Iscariote y no lo define a éste ultimo como a alguien distante o irrelevante en el grupo sino más bien como uno de los más cercanos al Cristo, uno de sus mejores amigos…. En base a esto, algunos arremetieron en contra de la Iglesia por considerar que había sido alterada la historia al proponerlo a judas como a un simple traidor… Lo cierto es que ambos testimonios, tanto los publicados en la Biblia como los otros, los que proponen una relación de amistad estrecha entre ambos, no son excluyentes sino que son complementarios. Judas Iscariote compartía la intimidad con Jesús como los otros discípulos cercanos y ambos sabían lo que era necesario hacer. Por supuesto, y tal cual dijo el Maestro “el Espíritu está dispuesto pero, la carne es débil”… es decir… el Ser que encarnó en cada uno de estos sujetos sabía perfectamente lo que debía hacer y estaba totalmente dispuesto a hacerlo pero, el ser humano está sometido a otras cualidades y limitaciones que agregan condicionantes, como el miedo… el dolor, la tristeza… pero, si el Ser que encarnó en Jesús y en Judas no se sometían a estas mismas limitaciones que todos los humanos padecemos, su ejemplo no sería legítimo.

Judas Iscariote traicionó a Jesús, eso es un hecho, en una interpretación superficial nada más podemos agregar al respecto pues el mismo Jesús anticipó lo que ocurriría la noche anterior a la entrega… fue Jesús el que dijo “uno de ustedes me entregará”… pero, “es necesario que así sea”…. también dijo. Judas no actuó en contra de Jesús y esto es lo que debemos comprender de esta historia, no solo para quitarle el juicio y condena de simple traidor sino para que nosotros comprendamos cómo son las leyes y mecanismos del mundo en el cual vivimos y, tal cual el Jesús de entonces, podemos hacer nuestro Camino del Cristo entendiendo a qué nos exponemos.

Este mundo se compone de dos fuerzas, el Alfa y el Omega, la Luz y la oscuridad (ausencia de luz), expresiones de vida que surgen de la Luz y otras que surgen ante la falta de Luz. Ambas fuerzas convergen y dan forma a este mundo y a nosotros en él. De estas dos fuerzas, de su convergencia, surge la vida dual en la que vivimos. Este mundo es un Ser, no es una cosa o un lugar sin vida, vivimos en “el lomo de Gaia” y es la consciencia de Gaia la que rige este mundo. Es esta consciencia la que administra su equilibrio así como tu cuerpo administra el equilibrio orgánico activando los anticuerpos cuando surge un desbalance de bacterias por ejemplo.

Esta consciencia viva, Gaia, se encarga de recomponer el equilibrio cada vez que se produce un desbalance de estas  dos fuerzas pues, de lo contrario, surgiría un cambio de estado de naturaleza y este mundo y el ser Gaia dejaría de ser lo que es. La manera en la que Gaia recompone el equilibrio es a través de efectos compensatorios, es decir, cada vez que una de estas dos fuerzas sobrepasa a la otra rompiendo así la proporción justa que da cualidad al mundo, Gaia agrega la misma proporción pero de la otra fuerza a fin de que se recupere el balance. Un ejemplo muy sencillo que suelo utilizar en los talleres para explicar esto es el del café con leche. Parta que el café con leche sea café con leche debes poner igual cantidad de leche y café, si agregas más café deberás agregar la misma proporción de leche a fin de que siga siendo café con leche. El mismo criterio utiliza Gaia para recomponer el equilibrio. Entonces, cuando el Alfa sobrepasa al Omega, necesariamente será liberado más Omega hasta recomponer el balance.

La intervención de Jesús en el mundo generó un desequilibrio, fue un alto agregado de Alfa. Las cualidades que desarrolló el ser humano Jesús, fueron excepcionales, extraordinarias para una persona promedio y para el mundo; por ello, era necesario que se compensaran esas mismas cualidades con su opuesto, con el Omega en la misma proporción. Allí es donde surge la necesidad de un Judas, alguien que encarne las cualidades opuestas a las del Jesús.

Quienes lo odiaron a Jesús cumplían este propósito, ellos expresaban la cualidad del Omega, sin embargo, ellos existían antes que Jesús naciera en el mundo y de que comenzara a expresar su cualidad excepcional. Sabiendo esto, en la “mesa de diseño del Plan” antes de la encarnación de Jesús y de los que cumplieron el mismo Plan, entre ellos Judas Iscariote, se sabía esto que describo y por esta razón, para no generar un desbalance pues, no esta permitido a nadie alterar el libre albedrio y las leyes de este mundo, se decidió la encarnación de un Judas Iscariote que asumiría el rol del Omega compensatorio del Alfa de Jesús. Por supuesto que no fue solo Judas el que asumió el Omega que compensaba el Alfa de Jesús, cada discípulo lo hizo en su medida; Pedro negándolo tres veces, por ejemplo.

Jesús sabía que a partir de su intervención en este mundo, muchos cambiarían su resonancia con el Orden de Gaia y serían objeto de efectos compensatorios, de “judas” que los traicionarían y defraudarían. Pero Jesús sabía también que ello debía ser así, por lo menos mientras Gaia siga vibrando en la misma octava de consciencia. Por esta razón, Jesús dio ejemplo en cómo manejarnos con los “judas”… tal cuál él lo hizo, tal cuál el lo hizo con Pedro luego de su negación…. cómo? comprendiendo cómo funciona este mundo y respetando las leyes que lo determinan y que impulsan los comportamientos. Por supuesto, cuanto menos consciente es un sujeto, mayor es el poder de Gaia para inducir comportamientos en aquel. Por eso debemos tener misericordia con los “menores” en consciencia, y, tal cual dijo el Maestro “el mayor debe servir al menor”.  

jeus y judas

Judas Iscariote asumió un rol no muy cómodo pero, tampoco fue cómodo el rol de Jesús. Jesús mostró el Camino que debemos seguir en el “regreso a casa”, y Judas interpretó el rol de quienes serán agentes compensatorios del equilibrio en Gaia, de quienes actuarán por orden de Gaia sin comprender lo que están haciendo y,por ello, también se dijo: “Padre perdónalos, no saben lo que están haciendo!…” Si el Padre los perdona, si el Cristo los perdona….  ¿quién soy yo para juzgar a mis “judas”? pues, no son ellos sino el Orden de Gaia el que está actuando…

Cada vez que generas un desbalance generas un efecto compensatorio con la fuerza opuesta. Si te iluminas, quienes te rodean, cada uno en su medida, actuarán el personaje de Agente del Orden de Gaia y será tu Judas Iscariote… Actúa con la misma confianza y comprensión que actuó Jesús… pues ese es el Camino… la Verdad y la Vida….

El día que Gaia cambie a una nueva Octava de Consciencia, entonces, la ecuación del equilibrio será otra, la proporción de ambas fuerzas será distinta… mientras tanto, este es el Orden que impera este mundo, y debemos respetarlo, para lo cual, debemos conocerlo, de lo contrario andaremos a ciegas…

Saludos, Nicolás Niglia

Yo Soy La Palabra

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s