Para los Padres de hijos sensibles y para los hijos.

Los seres de avanzada edad evolutiva manifiestan desde muy pequeños un estado de sensibilidad inusual, el cual los hace vulnerables a las circunstancias que en la generalidad de los casos son normales y no representan nada negativo para la mayoría pero, en el caso de estos seres, pueden ser dolorosas o incomodas en el mejor de los casos.

Los padres educan a sus hijos a su imagen y semejanza, es decir a imagen y semejanza de la idea que ellos tienen acerca de lo que es mejor para sus hijos. Los padres comparan el rendimiento de sus hijos con la idea que ellos tienen y que la sociedad en general tiene de lo que un chico debe ser y hacer a determinada edad cronológica. Al no cumplir estas expectativas los padres lo sienten como un fracaso y como una debilidad en sus hijos.

Lo que los padres no entienden es que esos niños y jóvenes no son “normales” es decir, no se ajustan a la media, son seres de edad evolutiva avanzada y cuentan ya con un estado de sensibilidad perceptiva que los hace distintos, que suscita inquietudes que el resto de los de su edad cronológica no comparten…

Cuando esto ocurre, los niños pierden la confianza de sus padres y, más allá de sus cualidades sobresalientes siguen siendo niños y esa pérdida de confianza será en ellos la verdadera debilidad, lo que llamará su atención y tratarán de recuperar esa confianza dado que la necesitan para sobrevivir en este mundo pues según la naturaleza terrenal manifestada a través del instinto y de lo cual surge el comportamiento común del ser humano, el niño que pierde la protección y atención de sus padres está condenado a la muerte… pierde su poder de supervivencia, es vulnerable a las inclemencias de la vida… esto, por supuesto es un proceso inconsciente, no lo razonamos pero influye de manera decisiva nuestro comportamiento.

Cuando el joven maduro evolutivamente que ha perdido la confianza de sus padres insiste en recuperarla, se aparta de su cometido, se sale de su propósito esencial por el cual ha encarnado. Cuanto más insista en obtener la aprobación de su padres y “demostrarles que pueden confiar en él” más se equivocará y más desconfianza cosechará hasta llegar a desconfiar él mismo de su propia naturaleza y vocación. Es que todos nacemos con los recursos necesarios y suficientes para cumplir el propósito de la encarnación y no otra cosa, por ello cuando insistimos en ser y hacer otra cosa distinta fracasamos pues no contamos con las cualidades para ello y el fracaso es doble pues fracasamos en lo que intentamos y fracasamos porque no hacemos ni somos lo que se ajusta en realidad al sentido por el cual encarnamos…

A los padres de estos niños les digo: deben confiar en ellos, en su cualidad y acompañarlos sin juzgar y sin esperar comprenderlos, deben confiar no en sus hijos sino en el Ser que ha encarnado el rol de hijo… ese ser debe transitar la infancia, la juventud, la inmadurez humana hasta llegar al punto en el cual podrá dar a su vida encarnado el sentido por el cual precisamente ha encarnado…

A los que se sienten identificados con esta descripción de seres maduros evolutivamente y cargan con la desconfianza y la incomprensión de los suyos, les digo, libérense ese lastre pues no conseguirán nada bueno para nadie si insisten en ajustarse al lenguaje tradicional del mundo, ustedes ya no son de este mundo sino que son el cambio que este mundo espera para convertirse hacia la nueva realidad que debe ser… si insisten en encajar en la idea de los otros, de los que no tienen edad evolutiva para comprenderlos, lo único que conseguirán será deprimirse y frustrarse más y generarán mayor desconfianza y descontento en quienes los aman y los padecen porque no los entienden…

Por instinto, los hijos necesitan de los padres para completar su desarrollo, la primera identidad que desarrollamos es la de hijos y si no crecemos en todos los aspectos que esta identidad requiere es como quitarle una pata a la mesa, jamás estará firme… pero, si insistimos en convencer a nuestros padres de que pueden confiar en nosotros, si insistimos en esperar y demandar “la pata que nos falta para sentirnos firmes en la vida” no permitiremos el desarrollo completo de las siguientes identidades, las que son en realidad mucho más importantes pues son las que dan sentido a la encarnación…

Los seres de edad evolutiva avanzada, maduros, no vienen en busca de las experiencias que consiguen en los primeros años de vida, sino que su vida comienza luego de los 30 años cronológicos aproximadamente por ello, todo lo que suceda antes no tiene mayor importancia.. es el paisaje que vemos en el viaje hacia lo que nos importa… Por esta misma razón es que estos seres tienen una vida, hasta los 30, inestable, de inconstancias de falta de compromisos, etc. a fin de no arraigarse demasiado a idea alguna dado que todo lo que viviremos en esa primera etapa debe ser transitorio y conducente hacia la etapa que verdaderamente nos interesa experimentar…

Por supuesto que no será fácil pues el instinto nos hará recordar lo que nos falta según su programación de lo que es bueno y de lo que es malo… pero debemos dar protagonismo a la naturaleza Espiritual, es decir, al ser que somos antes de esta vida, al que ha decidido encarnar e interpretar el personaje del hombre o de la mujer que somos hoy… debemos sintonizar con ese ser, con la identidad esencial del que somos para conectar con las circunstancias cotidianas desde allí y no desde el humano terrenal…

niños indigo cristal

Lo mejor que podemos hacer por nosotros y por quienes nos aman es dar lo mejor de nosotros, es dar a esta vida el sentido que esta vida tiene… es manifestar la máxima expresión de nosotros mismos… no esperemos que los otros nos comprendan, aún quienes son nuestros padres aquí pueden ser muy inmaduros evolutivamente y tener por ello la sensibilidad necesaria para ver más allá de lo que ven por instinto. Seamos compasivos con nosotros y con los otros…

Saludos, Nicolás Niglia

Anuncios

Un pensamiento en “Para los Padres de hijos sensibles y para los hijos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s