Identidad emocional

Existe una identidad emocional, es la identificación del sujeto con determinado estado emocional que se hace característico en él. Algunas personas parecen estar siempre enojadas, otras siempre alegres, otras parecen insensibles emocionalmente y se muestran neutrales, frías… todos tenemos una identidad emocional, estamos identificados con determinado tipo de emociones, las cuales condicionan nuestro percepción de la realidad y el comportamiento resultante.

Por supuesto, si nuestra identidad emocional está fundada solo en emociones positivas, no tiene sentido indagarnos pues, ¿de qué sirve ir al médico cuando todo anda bien en nuestro cuerpo? Sin embargo, a veces, esas identidades emocionales siempre alegres, esconden un lado insensible o insensibilizado deliberadamente a fin de “no sufrir la realidad”.

Más allá del tipo de emociones con las que nos identifiquemos y en las que basamos nuestro comportamiento y actitud hacia la vida, toda identidad emocional tienes sus causas… nadie es como es porque si… si tus emociones y tu estado emocional característico es positivo, poco interés tendrás en verificar sus razones pero, si no es así, si tu estado emocional es negativo y te induce a conflictos con los demás, entonces esto pueda interesarte. 

No nos comportamos del mismo modo (emocional) con todo el mundo, algunas personas y lugares estimulan emociones positivas y otras personas y lugares estimulan lo contrario. Un hombre puede mostrarse sensible y alegre con sus hijos pero ser una persona insensible con sus empleados por ejemplo. Entonces, la identidad emocional de ese sujeto no será la misma, así como tu no te muestras del mismo modo con todo el mundo y así como construyes identidades para cada realidad que compone tu vida. Todos desarrollamos identidades específicas para situaciones específicas, no somos el mismo en el trabajo, en la familia, en la intimidad, etc. tenemos multi identidades. La identidad emocional también varía según el estímulo, solo que a diferencia de la identidad mental, la cual es argumental y pragmática, la identidad emocional es totalmente irracional y no responde a argumentos sino solo a las sensaciones que producen los estímulos que recibe el individuo.

Cuando no cumples tus expectativas, te frustras, te enojas… y culpas a alguien o a algo. El sentimiento queda en ti y la relación entre esa emoción y lo que has juzgado como la causa (la persona o el lugar al que culpas) también. Pero, hasta allí solo tienes un conflicto a nivel mental, es decir, un conflicto entre la idea que tenías acerca de lo que debía ser y la percepción de lo que ha sido en realidad. Una vez que esa sensación inicial se hace parte de ti queda programada la emoción y la relación con la causa (la persona o el lugar al que culpas) constituye un patrón, en este caso, la emoción se hace independiente de la argumentación del conflicto, ya no hay lógica que persuada, estás enojado y punto, no te interesan las razones… Esa emoción se hace parte de ti, te identificas con ella, te acostumbras a ella y conforma al que eres, te hace ser tu. Instintivamente no querrás desprenderte de esa emoción pues lo consideras –inconscientemente- como una pérdida de algo que es tuyo, que te constituye. La identidad emocional es uno de los aspectos más primitivos del ser humano, es el aspecto inconsciente por excelencia.

Entonces, aun cuando con el paso del tiempo comprendas que aquel a quien has culpado no tenía culpa, buscaras siempre una excusa para sostener esa relación entre tu enojo y el culpable pues, si desaparece el culpable desaparece el enojo y, como he dicho, por el simple hecho de no perder esa parte de ti que conforma “tu identidad emocional”, no aceptarás la absolución del culpable y buscarás excusas para sostener tu enojo hacia aquel y siempre será el culpable, pues necesitas que así sea. Por supuesto, eso sucede así como digo cuando tu identidad emocional es más intensa o más fuerte que la identidad mental, cuando las emociones te dominan y son las emociones las que provocan las argumentaciones  alterando la percepción de la realidad e induciéndote a ver lo que según tu identidad emocional debe ser y es… Esto no quiere decir que las emociones son algo negativo, sino solo cuando las emociones te dominan. Tan negativo como esto es que te domine tu identidad mental, es decir, que te conviertas en una persona pragmática e insensible emocionalmente, ambos son casos de desequilibro.

Es muy importante desarticular este mecanismo emocional, por ello, ni bien experimentas una frustración debes dialogar, debes abrirte en vez de cerrarte en una idea rígida y en un juicio unilateral acerca de lo sucedido; y, no es que lo haces por el otro sino por ti! pues, si no lo haces y si incorporas esa emoción como parte de tu identidad emocional, entonces. luego será muy difícil liberarte de ello, pues por instinto no soltarás aquello que percibes como parte de ti. Por esta razón, además, es muy importante el Perdón. La identidad emocional necesita los estímulos que la sostienen, así como necesitas el vínculo con las personas que estimulan las emociones “positivas”, también necesitas el vínculo con aquellos que estimulan y mantienen las emociones “negativa” pues, este mundo y nosotros está constituido por una perfecta dualidad.

12278916_963180293721382_1569732214864417609_n

En el sentido evolutivo, las personas que son dominadas por su identidad emocional siendo sus emociones las que dominan sus actos y no la argumentación mental, pragmática; son personas con menor desarrollo evolutivo, están experimentando aún los estados del ser más primitivos y animales. Las personas en las que predomina su identidad mental, es decir la argumentación y la lógica, y se educan para reprimir u ocultar sus emociones, su identidad emocional, son más desarrolladas evolutivamente que las anteriores pero están aún en las etapas de experimentación y crecimiento. El siguiente nivel evolutivo corresponde a las personas en las que predomina su identidad Espiritual, la cual no niega la identidad emocional, no reprime sus emociones ni su sensibilidad, tampoco rechaza la explicación argumental o científica de la vida y de la realidad, sino que integra ambos aspectos enriqueciéndolos.

En este sentido, las emociones primitivas como el miedo, la avaricia, el enojo, son elevadas a la compasión, la solidaridad, la bondad, la generosidad, la caridad, etc. Y, en el caso de la identidad mental, ésta pasa de un tipo de argumentación pragmática, rígida y cerrada a un estado abierto, sin prejuicios y sin condicionamientos basados en ideas pre concebidas.

En este Estado del Ser, como seres humanos de 3D, estamos experimentando la integración de ambas identidades, la emocional y la mental, en este mundo experimentamos la emoción, pero no es en este mundo en el cual experimentamos la identidad mental desprovista de emoción, por esta razón, necesitamos otros estados de realidad o dimensiones en las cuales no exista emoción sino solo mente argumental, pragmática sin sensibilidad emocional. Nuestra identidad mental no se desarrolla en este mundo ni en esta dimensión de vida sino en otra, donde no existe emoción. Venimos a este mundo a desarrollar la identidad emocional. Esto implica un conflicto, la emoción se impone sobre la argumentación, actuamos de manera salvaje cuando comenzamos este viaje evolutiva en Gaia, luego, vamos expresando cada vez más nuestra identidad mental sobreponiéndonos a las emociones, reprimiéndolas, educándonos en este sentido pero, aún así jamás llegamos a ser totalmente insensibles. Pero como no vinimos a “matar la emoción” sino a comprenderla para integrarla en nuestro estado del Ser original, cuando hemos llegado a ese estado de expresión mental casi desprovisto de sensibilidad, el siguiente paso es el “quiebre” a fin de que nos sensibilicemos pero sin perder el estado mental, es decir, el estado de percepción lógica y argumental que hemos desarrollado. Cuando integramos ambos estados en uno solo, gobernado o dirigido por el estado Espiritual del Ser, entonces alcanzamos Sabiduría sobre nosotros mismos y sobre nuestro mundo y más allá de nosotros y del TODO.

Si bien no es tema de este artículo, vale la siguiente aclaración. Habrás escuchado o leído alguna vez de la existencia de seres extraterrestres que interactúan con el ser humano, que lo manipulan o ayudan, etc. Los seres extraterrestres que llamamos “involucionistas” o “regresivos” son los que pertenecen a un estado del ser plenamente mental, carecen de sensibilidad, no tienen emociones ni siquiera “bajas”. Estos son los que nos interfieren porque no sienten nada, no tienen escrúpulos.. ven algo que les sirve y lo toman… Los otros seres extra terrestres que nos ayudan son los que ya han pasado por este proceso de integración cuerpo emocional-cuerpo mental, y están en un plano evolutivo mayor que los otros. (en artículos anteriores he publicado al respecto del tema extraterrestre). 

Comprender la naturaleza humana nos permite ver estos comportamientos, sus raíces y así, desde la comprensión podremos liberarnos de esas emociones que nos mantienen en un estado de tensión y densidad que no permite elevar la vibración y por ello nos condena a seguir anclados en este mundo de tensión, lucha, adversidad y densidad.

Te invito a las charlas, cursos y talleres que daré este año 2016 en México, en España y en Argentina, en los cuales desarrollamos este y otros temas más.

Saludos, Nicolás Niglia

Anuncios

3 pensamientos en “Identidad emocional

  1. Gabriela Giacometti

    REALMENTE NO ENTIENDO BIEN LA PARTE DE MENTAL ,,,YO SIEMPRE ME REGÍ POR MIS PERCEPCIONES ,,,SIEMPRE,,LUEGO LAS ANALIZO CUANDO SE CUMPLEN PERO MI PARTE EMOCIONAL ES MUY INTENSA Y ESA ES LA PARTE QUE NO ENCAJO,,,POR EJ CUANDO TENGO UN CONFLICTO CON ALGUIEN NO LO DEJO ABIERTO SIEMPRE LO CONVERSO POR MAS QUE SEA DOLOROSO FUERTE O LO QUE FUERA PERO NO ENTIENDO CUANDO ENFRENTE ENCUENTRO LA NADA MISMA ,,,UN NO SE ,,,ME ABURRI ,,,O ESTAS PIDIENDO PERDON PARA AMENIZAR Y LA NADA NUEVAMENTE Y TANTAS COSAS MAS,,,,ME ENCANTARIA PODER HABLAR CON MI PAREJA PARA QUE ME ESPLIQUE PORQUE DESPUES DE SEIS AÑOS ME DIJO NO TENGO GANAS NI DE VERTE NI NADA ,,,Y ME SIGUE BUSCANDO,,,,ANTES CUANDO HACIA ESTO YO SIEMPRE PROMOVIA EL DIALOGO Y NOS ARREGLABAMOS PERO ME DI CUENTA QUE NO VA A CAMBIAR PERO SI BIEN YA NO HAY ENOJO… SI BIEN LA PERSONA NO ESTA ….QUEDA ESA EMOCION QUE ME PERFORA EL ALMA …Y CREO QUE ES LA EMOCION QUE MAS ME ESTA TRABANDO PARA AVANZAR ,,,Y NO ENCAJO EN ESTE MUNDO PERDON PERO ME ENCANTARIA VIVIR EN AVATAR BESOS CARIÑOS GABRIELA GIACOMETTI

    Me gusta

    Responder
    1. nicolasniglia Autor de la entrada

      Gaby, polarizar la sensibilidad en la emoción y ser todo emocion es un desequilibrio, pues dejás afuera el aspecto mental, argumental, logico, etc… polarizarte en el mental, es decir, ser pragmatico, insensible a la emoción, etc. es también un desequilibrio, debemos buscar el equilibrio entre estos dos aspectos fundamentales. El desequilibrio es sintoma de inmadurez y/o de conflictos, bloqueos, traumas, etc…

      Me gusta

      Responder
  2. elsanax

    Realmente leerte es una maravilla, sin duda alguna cuando inicie la entrada me estaba preguntando si dabas algun tipo de charlas o talleres para mi sorpresa al finalizar vi que si, lamentablemente soy de Venezuela, espero y sigas compartiendo este tipo de informacion por esta via, para los que no tenemos la dicha de presenciarlo. Con respecto al tema, debo confesar que tuve que releer ciertos fragmentos, pues en eso mismo estoy trabajando si se podria decir en mi “identidad emocional”, este post me recordo mucho a una clase de medicina donde nos dieron un ejemplo muy simple, de alguna forma cuando conocemos a alguna persona podemos apreciar su olor etc, cuando vamos a otro sitio y reconocemos ese olor, inmendiatamente pensamos en esa persona, ya que en nuestro organismo se crea una red neuronal, es decir, como un patron, que se activara cuando te enfrentes a ese olor, creo que este ejemplo tiene que ver mucho con lo que tu hablas aqui ya que proyectamos nuestras emociones bien sea negativas o positivas hacia alguna persona u objeto y nosotros mismos nos programamos para ello, que tal vez al ver a esa persona u objeto causante de la emocion, transportarnos al mismo sentir. Asi que pienso que es sumamente interesante aprender a controlar desde este punto de vista nuestras emociones. Saludos.

    Me gusta

    Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s