Relación con la vida = relación con mamá y papá…

En el ser humano convergen dos naturalezas: por un lado la naturaleza terrenal la cual se expresa a través del instinto y sus comportamientos programados; y, por otro lado la naturaleza Espiritual la cual se expresa a través de un estado particular de consciencia. Ambas naturalezas parecen, en principio, antagónicas u opuestas pues mientras que una, la naturaleza terrenal nos indica qué debemos hacer y no da lugar a otra cosa, la naturaleza Espiritual no nos dice qué debemos hacer sino que nos da la sensibilidad y entendimiento para que nosotros mismos tomemos decisiones y creemos realidades.
Para alcanzar la plenitud, la máxima expresión del ser humano, debemos poner ambas naturalezas en equilibrio, debemos estar en perfecta armonía tanto con la naturaleza terrenal como con la Espiritual. Estar armonía con la naturaleza terrenal implica estar en perfecto orden con la vida terrenal y con todo lo que la compone. Nuestros padres son la expresión fundamental de la vida terrenal en nosotros, son ellos los que expresan el designio de la naturaleza terrenal, los que nos dan el cuerpo y la educación y costumbres que nos servirán para sobrevivir, son ellos los representantes de Gaia ante nosotros.
Por esta razón, es de fundamental importancia recomponer el vínculo con nuestros padres terrenales y con nuestra familia terrenal. Considerando que tomamos de ellos, de papá y de mamá la vibración, la genética, las costumbres y hábitos, los miedos y culpas, etc. es decir, somos continuidad de ellos. Dado esto, debemos acercarnos a ellos y ponernos en su lugar, comprender sus razones, amarlos pues es ésta la única manera de comprender nuestra base, desde la cual partimos este andar en esta vida.
Amar a nuestros padres es amar a la vida, estar en estado de enojo con ellos es estar separados de la vida.Mamá y papá son Gaia, debemos entonces, acercarnos a ellos y amarlos, pero no me refiero a un sentimiento emocional sin comprensión, sino que debemos comprender que ellos también heredaron miedos, culpas, costumbres, comprendiendo lo más atrás que podamos, lo más lejanos de nuestros ancestros, sus historias sus circunstancias, sus miedos y razones, entonces, comprenderemos nuestra herencia y podremos liberarnos de esta carga aceptándola y perdonando.
Partimos de la base de que toda persona tienes sus razones para ser lo que es y para actuar como ha actuado. Solo debemos comprender esas razones para dar sentido a su vida, a sus miedos y a sus costumbres.
De poco sirve hacer grandes eventos Espirituales en sitios sagrados si en el sitio más sagrado que existe no haces las ceremonias del Perdón y de Liberación / Redención que debes hacer. El sitio más sagrado es tu cuerpo, donde reside tu Espíritu, la semilla estelar que ha sido sembrada en estos suelos.
Realiza todas las ceremonias que quieras con Gaia y con Dios, para ellos y por ellos; pero, si en tu Templo interior no realizas las ceremonias que te lleven al amor, a la sensibilidad y entendimiento de tus padres terrenales, entonces habrás hecho solo la mitad del camino. Piensalo así: Gaia está representada por tu madre y Dios por tu padre, has con ellos lo que quieras hacer con Gaia y con Dios, ten con tus padres la relación que quieres tener con Gaia y con Dios, entonces habrás completado tu tarea de reconciliación con la Vida.
Toma una hoja y un lápiz, dibuja un silueta humana, ese eres tú, luego dibuja otra silueta humana, en este caso femenina, esa es tu mamá. Traza una línea que une a estas dos siluetas, luego, escribe cinco calificativos de este vínculo. Cuanto más profunda y clara sea la descripción de este vínculo, entre tú y tu madre, más claro tendrás cómo es tu relación con la vida.
Mamá nos da el cuerpo, no solo nuestro cuerpo, sino el cuerpo de ella dentro del cual nuestro cuerpo se gesta y crece. Pero no termina allí la dependencia con mamá, sino que luego de salir de su cuerpo seguimos siendo dependientes de ella. Nuestra primera identidad, entonces, no es la nuestra, la del individuo que somos sino que nuestra primera identificación con la vida es en y a través de nuestra madre.
De ella no recibimos solo la sangre que alimenta el embrión y provee lo que éste necesita para desarrollarse, sino que recibimos todos los estímulos que de ella provienen y del medio en el que ella se desenvuelve durante el embarazo.
Es sabido ya la gran influencia y determinación que tienen los pensamientos sobre la salud y el comportamiento de las células, del mismo modo, los pensamientos de mamá durante el embarazo y después aún, tienen la misma influencia y determinación sobre nuestra salud y sobre nuestros pensamientos y emociones.
Observate hoy, ya no estas dentro del cuerpo de tu madre, y, tal vez, ya no la tienes en cuerpo junto a tí, pero sigues siendo dependiente de un cuerpo, tu cuerpo y el cuerpo que llamamos “planeta”. El planeta actúa como mamá dándonos lo que nuestro cuerpo necesita para desarrollarse. La relación que tuvimos y tenemos con mamá es la misma que tenemos con el planeta, con la vida.
Nuestra actitud con la vida es la misma actitud que tenemos con mamá, y de la vida esperamos lo mismo que hemos recibido de mamá y no esperamos lo que mamá no nos ha dado jamás. Es fundamental sanar el vínculo con mamá, a través del entendimiento de sus razones, miedos, culpas, costumbres, etc. sea como fuere y a través del método que sea, es fundamental sanar el vínculo con mamá a fin de sanar el vínculo con la vida y fortalecer nuestras raíces pues, el árbol crece tanto hacia arriba (tronco, ramas, hojas y frutos) como hacia abajo (en raíz) pero para crecer debe tener fuertes y sanas sus raíces.
Sanar el vínculo con mamá es sanar lo que nos impide echar raíces fuertes y sanas en la vida, honrando la humanidad y la vida para trascenderla al mismo tiempo que nos elevamos hacia el Cielo, tal cual el árbol…
El aspecto femenino nos otorga la sensibilidad, el aspecto masculino nos otorga el entendimiento, todo ser humano tiene ambos aspectos presentes, cada uno en distinta medida. Nuestros padres son el principal estímulo para el desarrollo de ambos aspectos. En el caso de los hombres, nuestra aspecto femenino, reflejo de nuestra madre, será determinante en la relación con las mujeres. En el caso de las mujeres, su aspecto masculino, reflejo de su padre, será determinante en la relación de éstas con el hombre.
 
La relación entre los aspectos masculino y femenino, es decir, entre el entendimiento y la sensibilidad, en cada uno, determina el equilibrio o desequilibrio en el que vivimos. Sensibilidad sin entendimiento es como un velero sin timón, a la deriva e impulsado por los vientos de un lado al otro… pero el entendimiento sin sensibilidad nos pone en oposición a la vida pues la vida, en este mundo es esencialmente sensibilidad antes que entendimiento pues el entendimiento es sumamente limitado aún (en el ser humano) mientras que sentimos todo lo que nos pasa aún sin entenderlo.
 
Sentir sin entender nos condena al sufrimiento, entender sin sentir nos condena al aislamiento. En ambos casos se produce el enojo y la angustia, se enoja el que siente y no comprende, pero se enoja el que entiende pero no siente, pues a ambos casos les falta un aspecto para completar su percepción.
 
Solo cuando ambos aspectos están activos y presentes, nuestra mirada es completa, nuestra percepción es más cercana a lo que Es en realidad…
 
Este es el equilibrio fundamental que debemos alcanzar para Ser… y Estamos para Ser, es decir, Estamos para alcanzar el equilibrio masculino femenino, divino terrenal, sensibilidad entendimiento = CONSCIENCIA PLENA.
En los próximos talleres que daré aquí en León Gto México, desarrollaremos este tema crucial en la vida de todos y el cual impacta también en nuestra relación de pareja. Los espero.
yo 1
Saludos, Nicolás Niglia
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s