Te amo porque no te necesito…

«Te amo porque no te necesito, porque no te necesito puedo amarte…» La necesidad es la manera en la que el instinto se expresa, es el lenguaje de la naturaleza terrenal del ser humano, todos los animales necesitan y es la necesidad la que nos mueve, la que nos pone en acción. Pero, la necesidad sola no es suficiente motivador para movilizarnos, es el miedo el verdadero movilizador, el miedo a la muerte confiere a la necesidad su poder pues nadie se ocuparía de satisfacer sus necesidades si acaso no pusiera en juego su vida, y es allí donde el mas poderoso de los miedos sale a escena y nos impulsa hacia lo que necesitamos.
Cuando nos movemos impulsados por el miedo y nos ocupamos de satisfacer necesidades, necesidad de sobrevivir, de reproducirnos (de tener sexo y de formar familia), de ser reconocidos por los demás… no es este un acto de amor sino un acto de cumplimiento de una necesidad motivado por el miedo como si la naturaleza terrenal nos apuntara a la cabeza con una pistola y nos dijera o te mueves o pierdes la vida… No! No hay amor cuando es el miedo el motivador y cuando es la satisfacción de una necesidad lo que buscamos… pues cuando actuamos así, no somos nosotros sino un programa de funcionamiento el que actúa, programa que llamamos: «instinto».
Ser dependiente de otro (o de algo), por ejemplo, no es un acto de amor, sino que el otro satisface una necesidad mía y por esa razón me apego a él. El amor es primero en uno, es la incondicionalidad en la expresión del UNO esencial, del que somos, pero cuando condicionamos nuestra expresión esencial y damos el poder y protagonismo al miedo y a la necesidad (al instinto) no hay amor en nosotros, por ende no somos capaces de amar nada ni a nadie sino que solamente cumplimos compromisos existenciales.
Toda relación basada en la satisfacción de una necesidad, de un impulso que surge del instinto, estará siempre acompañada por su sombra. La sombra de toda relación y de toda realidad basada en la necesidad es el miedo pues, ninguna necesidad se satisface definitivamente, lo que comes hoy resuelve solo la necesidad de hoy, mañana tendrás hambre de nuevo, la persona que resuelve tu necesidad de formar pareja no quita la necesidad de tener una pareja, sino que esa necesidad estará latente cada día al despertar y por ello necesitas comprobar que el otro sigue allí…
El miedo será tu sombra siempre que tu vida gire en torno a la satisfacción de necesidades pues, como he dicho, es el miedo el motivador y el miedo estará siempre presente como un carcelero… El amor no vive en jaulas… el amor es plenitud, libre expresión, unión con el TODO y con CADA COSA… el amor no entiende de miedos, de necesidades, de pasado o de futuro… el amor es hoy y es pleno…
El amor comienza por ti, en ti y para ti… si no hay amor en ti no tienes nada, no eres… pues lo que eres cuando cumples los programas del instinto no eres tu sino la expresión de una voluntad que no es la tuya… Por supuesto, tenemos que satisfacer necesidades, es lo natural aquí, en este mundo, no se nos pide que despreciemos al mundo, sino sencillamente que demos al mundo lo que el mundo pide para darnos el lugar y la oportunidad de SER… Estar en el mundo no es el fin sino el medio… el fin es Ser… Estamos para Ser y no solo para Estar.-
yo 1
Saludos, Nicolás Niglia
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s