El Amor

Así como cuando aprendes algo nuevo y te das cuenta entonces de que no lo sabías todo; así también ocurre cuando uno descubre el AMOR y, entonces, uno se da cuenta de que no había amor en su vida. Pues solo cuando experimentas el amor reconoces el amor y todos los aspectos de tu vida en los que aún no impera el amor. Cuando aceptas y reconoces que “no lo sabes todo”, logras el saber más importante en el camino de la Sabiduría; pues, solo cuando reconoces que no lo sabes todo, solo así te abres al conocimiento y solo así aprendes.

Y, ¿cómo es que aprendes algo nuevo cuando crees que lo sabes todo y, por ello, estás cerrado a lo nuevo? Lo aprendes a través de las circunstancias que te tocan, de esas que no elijes vivir y que intentas evitar, de esas que juzgas de inmerecidas o de inoportunas. Esas circunstancias vienen, precisamente, a sacarte de esa idea errónea y limitante de que “lo sabes todo”; entonces, luego del paso de la circunstancia quedará la enseñanza y, como digo, la mejor enseñanza que te deja cada experiencia es que no lo sabías todo.

Entonces, al descubrir que no lo sabías todo, irás aceptando la circunstancia cada vez de manera más abierta y voluntaria; y, así, dejarás de sufrir lo que te pasa y pasarás al goce de vivir las experiencias, porque sabes que todas ellas te enriquecen y que todas ellas están en perfecta correspondencia contigo… pues nadie es ajeno a su circunstancia ni es inmerecido lo que nos toca.

¡Con el amor pasa igual, es decir, el amor llega, nace, se da! Y solo cuando experimentas amor puedes reconocer el desamor que había y que aún hay en tu vida. Pero solo así, a partir de este reconocimiento, podrás abrirte al amor en todos esos aspectos en los que aún no tienes amor, en los que no vibras aun en el amor sino en un interés basado en la necesidad y en el miedo a no tener, a no ser.

Para reconocer el amor, y la falta de amor, en tu vida debes experimentar el amor y para experimentarlo debes aceptarlo; y, claro, esto te dolerá pues el amor te sensibiliza, te pone en unión con lo otro y con el otro y, al haber aún en ti desamor -y también en los otros- ese desamor será como la espina de la rosa. Cuando tomas una rosa y te pinchas sus espinas, la sueltas, pero, si acaso puedes ver con claridad las espinas, puedes tomarla sin pincharte, así es quien reconoce el amor y el desamor puede amar sin dolor. El amor expande tu sensibilidad, te hace sentir lo otro y al otro cada vez más y, por ello, las espinas duelen más conforme las vas descubriendo.

Tu pareja te mostrará las espinas que hay en ti en lo correspondiente a la pareja, al amor, al sexo, a la familia. Si no amas las espinas del otro, no amas tus espinas pues son la misma cosa y son la razón por la cual te emparejas con quien te emparejas. En el amor carnal resuenas con quien necesitas para sanar lo que está en desarmonía. La naturaleza complementa el exceso de uno con la falta de lo mismo en el otro, el abusador con el que se deja abusar, el controlador con el que permite ser controlado.

Esas durezas, heridas, traumas y patrones, herencias de linaje, karma… todo ello es lo que impide la expresión y el imperio del amor. La insensibilidad que causa el mismo mecanismo animal humano, la inconsciencia, todo ello generará oposición a la expansión de la sensibilidad y a la unidad con todo y con cada cosa.

Pero el amor derrite las durezas que impiden la expansión de la Luz, pues la Luz es Amor y el Amor es Luz… Todos somos lámparas que deben, primero encenderse y luego limpiarse para que sea irradiada su Luz…

Entonces….

¿A quién darás tu consentimiento y apoyo, a las excusas en las que mantienes las heridas y los patrones de desamor; o a la sensibilidad que busca expandirse conforme lo permites y te rindes incondicional al amor?

Ama… que todo lo demás es pasajero… el amor es lo único que perdura…

Saludos

Nicolas

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s