Archivo de la etiqueta: conciencia

Visión Unificada, el retorno a la Gracia

La realidad la componemos todos… Es prácticamente imposible encontrar una realidad en la que tú seas el único actor y participante, y en la que nadie más tenga influencia sobre tu realidad. Y cada uno de los actores que dan vida a la realidad, actúan impulsados por su necesidad o por un deseo. En la búsqueda de sus objetivos individuales, los actores, que dan vida a la realidad, chocan entre sí. Cada uno busca lo que necesita y lo que anhela sin considerar las necesidades y anhelos de los otros pues, que el otro se alimente no saciará mi hambre, por ello, la necesidad produce una mirada egocéntrica y es desde esa mirada desde la cual valoramos (juzgamos) la realidad y a los demás actores, a quienes veremos como una oportunidad para resolver nuestros problemas (aliados) o bien como a un adversario que debemos eludir o eliminar de la competencia.

La idea desde la cual tomamos nuestras decisiones a diario, lo cual da vida a la realidad, está condicionada por la necesidad y por la percepción, por lo que somos capaces de ver y de comprender. La idea (o juicio) desde donde decidimos se construye a parir de lo que somos capaces de reconocer en nosotros y más allá de nosotros. No consideramos lo que no existe y no existe, para nosotros, lo que no percibimos que es.

Una realidad en la cual sus actores no comparten la mirada, no ven lo mismo y no miran desde un mismo interés, es una realidad conflictiva, de competencia y beligerancia (de guerra), donde en realidad todos son adversarios de todos pues aún los aliados pueden dejar de serlo cuando ya no les convenga la alianza.

Es, por ello, imprescindible la construcción de una Visión Unificada en todos los actores de la realidad para que cese la lucha entre ellos, para que cada actor deje de sembrar derrotas en los demás actores para cosechar sus propias victorias.

La Visión Unificada nos permitirá conseguir victorias sin que al hacerlo sembremos derrotas en los demás actores, sino que nuestra victoria será también la victoria de todos, este es el Paradigma del Ganar Ganar!

Para lograr este objetivo debemos partir de una mirada compartida, debemos ser capaces de ver la realidad con los ojos que todos los actores de esa realidad la ven y, así, todos daremos forma a una IDEA COMPARTIDA que es la idea total que surge de la comunión de todas las ideas individuales…

Esto es posible! y no solo lo es, sino que es requerido hoy por el Cielo. Tenemos la obligación de dar este paso.

Proyecto Arca 333 es el Camino en este sentido, es la oportunidad para que des este gran paso hacia la expansión de la percepción, hacia la Visión Unificada.

Componer una visión unificada no implica renunciar a la visión singular sino todo lo contrario! pues cuanto más singular sea la visión de las actores, mas enriquecida será la visión unificada que surge de la comunión de todas esas visión. Imagina que cada visión es un color, entonces, la visión unificada es la imagen que se crea desde la combinación de todos esos colores…

Este es el primer paso en el ingreso a Proyecto Arca 333, componer la visión unificada de sus actores. Para ello recibirás material, totalmente gratuito, que te ayudará a expandir tu mirada, estimulará tu Pineal y los recuerdos que tienes almacenados en tu cuerpo holográfico.


Glosario

Idea: me refiero con “idea” a la realidad mental que construimos acerca de algo. Es una idea por ejemplo el viaje que haremos la próxima semana, entonces, mentalmente construimos el viaje, los sitios a los que iremos, etc. La IDEA es la representación mental y anticipada de una realidad que luego debe manifestarse en la realidad concreta.

Paradigma: un paradigma es la idea rectora, el modelo a seguir o instalar en determinada realidad.


 

ESPM anuncio

Observar, Sentir y Entender

despertar-conciencia

Con solo SENTIR no alcanza…. el sentimiento sin comprensión (sin sentido ni propósito) conduce al sufrimiento… necesitamos COMPRENDER además de sentir… pues, cuando sentimos, ¿quién es el que siente? el animal impulsado por sus programas instintivos que siente la derrota cuando no gana la competencia por la satisfacción de sus necesidades de supervivencia, reproducción y jerarquía (reconocimiento)… pues ese no somos el que Somos… entonces, sentir no alcanza y no solo no alcanza sino que conduce al sufrimiento si acaso no damos sentido y propósito a lo que sentimos.

El estado de CONSCIENCIA se compone de tres aspectos o atributos, estos son: OBSERVAR + SENTIR + ENTENDER ninguno de estos por separado nos provee la plenitud en la realidad que nos toca, para ser plenos debemos ser conscientes y para ello debemos ademas de Observar y Sentir, comprender el sentido y propósito de lo que nos pasa….

El hombre un día observó las aves y sintió la libertad de volar… pero sufrió su arraigo al suelo pues no sabía, no entendía cómo volar… hasta que entendió cómo es que las aves logran sustentarse y volar y creo la IDEA, el ALA y asi hizo realidad esa idea hasta que llegó al avión experimentando las ideas, enriqueciéndose a través de la experimentación… y de eso se trata…

El avión, la realidad concreta, es consecuencia, el origen está en la mente del creador, del que creo la IDEA del ala, pero antes de crear esa realidad fue necesario Observar las aves, Sentir el Vuelo y Entender cómo volar…

Saludos, Nicolás Fernando Niglia Verdino

OSEE 2

Es tiempo ya…

Es tiempo ya de discernir y distinguir y dejar de actuar de memoria e impulsados por los mecanismos automáticos del instinto, los cuales son usualmente utilizados por el mundo que el hombre ha creado. Es tiempo ya de elaborar tus ideas basadas en tu singularidad y dejar de comprar ideas cerradas, presagios y obviedades, es tiempo ya de razonar lo que pensabas obvio y de aceptar lo que descartaste por improbable. Es tiempo ya de soltar las mentiras convincentes y abrazar tus verdades increíbles. Es tiempo ya de distinguir entre las cuestiones que surgen como condición natural humana, naturaleza que impulsa comportamientos en el desarrollo de los cuales construimos una identidad de nosotros mismos (el Yo Ego) y que no es el que somos en realidad sino que es esta, la del Yo Ego una identidad transitoria y circunstancial, es decir, surge de la circunstancia de ser humanos y termina cuando concluimos esta experiencia como humanos, cuando morimos por ejemplo.,

Es momento ya de distinguir esta identidad, su comportamiento, sus modos y maneras, su lenguaje pues, es la manera de ordenarnos y solo así, ordenados, podremos darle su lugar a cada cosa. Pues ya emerge contundente una identidad distinta, basada no en la naturaleza humana; una identidad que no es circunstancial, que no surge de esta experiencia como ser humano sino que debe emerger para dar continuidad a la experiencia evolutiva. Esta nueva identidad, la permanente, no está sujeta a los impulsos animales típicos y propios de la naturaleza humana sino que está basada en otras razones y propósitos que surgen de otra estado de naturaleza (Divina). Es esta identidad permanente, eterna, la que debe prosperar hoy, la que debemos expresar y con la que debemos comenzar a identificarnos en el día a día. Debemos comenzar a vivir desde ese Yo Permanente y ya no desde el Yo Ego (transitorio).

es tuiempo ya

¿Qué es la identidad? “Conjunto de rasgos o características de una persona o cosa que permiten distinguirla de otras en un conjunto”  Una identidad está basada en cualidades distinguibles, la identidad del Yo Ego, por ejemplo, está basada en la imagen que tenemos de nosotros, en las cualidades naturalezas humanas como el genero, altura, color y en otras cualidades como religión, gustos, costumbres y hábitos… es decir, basamos nuestra identidad en los rasgos que somos capaces de distinguir pero, y resalto, si nuestra identidad está basada solo en los rasgos que somos capaces de distinguir, nuestra identificación será siempre incompleta y estará sujeta a la capacidad de distinguir los rasgos… es tiempo de agudizar los sentidos, de dejar de mirar de memoria y “ver” lo que Es tal cual Es, es decir, sin prejuicio y sin preconceptos para poder distinguir los rasgos que aún no hemos visto de nosotros mismos, los rasgos que surgen de la naturaleza Divina en nosotros.

La naturaleza terrenal animal humana nos impulsa a la acción de ser a través de la necesidad y del deseo. Impulsados por la necesidad y por el deseo pensamos y actuamos diariamente y construimos así nuestra realidad. Entonces, basamos nuestra identidad (la idea de nosotros mismos, de quiénes somos y del para qué vivimos) en esto, en la necesidad y en el deseo. Dado que la necesidad y el deseo son el lenguaje de la naturaleza terrenal animal humana, si nuestra identidad esta basada en esto entonces, esta identidad esta basada en la inconsciencia pues no somos nosotros los que hemos creado dichas necesidades y deseos, no somos nosotros los que hemos programado el instinto del ser humano…. La identidad Ego nos aferra al mundo, nos adhiere a él y el poder lo tiene el mundo y nosotros solamente actuamos siguiendo el impulso inconsciente. Obedecemos a quien programó el instinto (las necesidades y deseos) no actuamos siguiendo nuestra voluntad singular sino una voluntad ajena, la cual debemos cumplir como condición para Estar en esta vida y en este mundo.

Cuando comenzamos a ejercer la singularidad, el Yo Soy, cuando nos percibimos como a una individualidad viva y consciente de sí misma, entonces el impulso inconsciente del ego pierde intensidad y entramos en conflicto con el mundo. Esto nos lleva a un estado de confusión pues, nos preguntamos, ¿cómo puede ser que cuanto más despierto más me cuesta todo en este mundo,menos encajo en la vida?…

Es que al identificarte ya no con los aspectos de la inconsciencia, del instinto, sino que al identificarte con tu cualidad singular de percibirte vivo y consciente comienzas a desobedecer el impulso que surge del instinto y surge tu voluntad individual, entonces, comienzas a crear desde ese estado de singularidad. La creación comienza por la elaboración de pensamientos NO basados en la necesidad y en el deseo, los que son expresión propia de la naturaleza inconsciente humana, del instinto. Estos pensamientos que creas son singulares y particularmente tuyos, surgen de tu sensibilidad perceptiva.

A media que desarrollas esta sensibilidad perceptiva vas creando y enriqueciendo los pensamientos creados y vas ganando en claridad y comprensión y todo va tomando sentido gradualmente. A medida que avanzas en comprensión, el sufrimiento que te causa la confusión se va disipando pues comprendes lo que te está pasando y dejas de tener miedo (el miedo es la base de todo sufrimiento).

Estamos en momentos de definición para la humanidad! es tiempo ya de abrir los ojos y ver lo que Es tal cual Es, es tiempo ya de DES identificarnos con los rasgos de siempre, esos que han surgido en el cumplimiento de las necesidades y deseos a través de los cuales nos ha impulsado el instinto. Es tiempo ya de expresarnos desde la singularidad y elaborar así una identidad humana basada no en la inconsciencia (instinto) sino en la consciencia del ser que va emergiendo y creciendo conforme amplificamos nuestra sensibilidad perceptiva.

Se esperan para esta segunda mitad del 2015 una serie de acontecimientos significativos, es un momento de mucha intensidad en el proceso de transformación o Ascensión. Pero cuidado! también hay mucha manipulación tal cual se ha hecho en 2012. En aquel entonces se vaticinaban catástrofes y cambios radicales y hasta el fin del mundo. Todo esto surge de la ignorancia, de una percepción aún limitada y, del uso deliberado de la información para construir pánico y mantener a muchas personas en niveles bajos de vibración. Hoy se pueden ver videos y leer artículos tan catastróficos o más que los de entonces, seamos prudentes con esto y tomemos los recaudos necesarios para evitar que la manipulación  de unos y la ignorancia de otros no nos compliquen la vida y mucho más aún que no nos compliquen la elevación vibracional.

—————————————————————————————————————————————————————————

apo 2012

Antes y durante 2012 se difundía la idea del fin del mundo, de un escenario catastrófico. Esto impulso un estado de miedo y ansiedad en muchos, luego del 2012 y al no ocurrir ninguna de las catástrofes que  se habían pronosticado vino la desilusión de muchos y los argumentos del ego pragmático ganaron poder generando más confusión aún en lo que comenzaban a sentir una nueva identidad emergiendo en sí mismos. En 2012 ocurrieron muchas cosas pero ninguna de ellas discernible para el ego!

Desde entonces se han ido pronosticando eventos catastróficos para los siguientes años y fechas particulares, confundiendo más a la gente, empañando el verdadero significado de fechas y eventos astronómicos… creando más y más desilusión y confusión!

————————————————————————————————————————————————————————-

Recuerden, existe una única Consciencia, la que llamamos Dios, nada escapa de su alcance y gobierno, no existe el mal y el bien más allá de esta realidad, lo que para nosotros es malo o bueno son simplemente elementos que componen una dualidad así como el café y la leche componen el “café con leche” no hay uno mejor que el otro sino que ambos elementos son necesarios para componer realidades. Sin embargo, tampoco son dos elementos sino la plenitud de uno, la Consciencia y la ausencia de esto mismo, lo cual llamamos oscuridad. Ambos completan al TODO. Todo es perfecto! todo es como debe ser! confiemos mantengamos la calma y la sintonía con la Divinidad en nosotros.

 Saludos, Nicolás Niglia

 Artículo relacionado: https://estarparaser.wordpress.com/2015/08/27/la-masa-crtica/

Libertad y Libre Albedrío

Hemos asumido que libre albedrío es lo mismo que libertad, y lejos están de ser la misma cosa.

Libertad es un estado del Ser en el que se expresa incondicional, para lo cual, uno debe estar libre de limitaciones y restricciones en su manifestación. Solo es libre el que ha alcanzado la plenitud y el auto conocimiento, quien tiene plena consciencia de sí mismo y de su lugar en el TODO! Libertad es certidumbre total de quién somos y del para qué de esta vida.

Libre albedrío, es la capacidad que tenemos los seres humanos para elegir entre opciones, entre aquellas que somos capaces de distinguir frente a nosotros. Está basada en la ignorancia pues elegimos sin el conocimiento pleno de quien somos y de cuál es nuestro lugar en el TODO. Pero, sobre todo, elegimos sin saber cuál es la mejor de las opciones, es decir, optamos bajo incertidumbre y riesgo.

Si estamos dentro de un laberinto, el libre albedrío es la capacidad de elegir las sendas que se abren delante nuestro pero sin saber cuál es la que nos saca de allí, sino que debemos esperar a la experiencia (al resultado) para darnos cuenta; en cambio, la libertad es la plena consciencia (tenemos la imagen completa del laberinto y de nosotros en él) por ello, la libertad es lo que nos libera de allí, es saber cuál es la senda que nos saca de ese lugar y por ende, al saber cuál es la salida, el laberinto deja de ser lo que era, un lugar de perdición y confusión para convertirse en un simple paseo….

La vida surte el efecto del laberinto en quienes no han alcanzado la plena consciencia, entonces la vida despierta miedos (a perdernos y quedar atrapados), ansiedades cada vez que elegimos una senda sin saber si es la correcta, etc. La única manera de salir del laberinto de la Vida 3D es alcanzando la Plena Consciencia, Despertando y así, tendremos la imagen total, el diseño de lo que la vida es y de nosotros en ella, entonces, no habrá más miedo pues sabremos dónde estamos y cuáles son las sendas correctas que debemos tomar…

Saludos
Nicolas Niglia

¿Por qué ayudar?

Toda organización humana, desde un matrimonio, una familia y hasta la especie humana como la organización de la vida del ser humano en la Tierra, todas tienen el grado de consciencia que el más iluminado de sus exponentes posee y la inconsciencia que tiene el más oscuro de sus exponentes por ello, todos y no solo los que padecen a los oscuros sino todos debemos servir al propósito de la organización ayudando a los oscuros en su iluminación…

El cuerpo humano cuando enferma no enferma todo el cuerpo sino una parte, pero esa pequeña parte que enferma afecta a todo el cuerpo, al ser humano, y puede hasta matarlo muriendo no solo las células enfermas sino que con ellas mueren también las sanas. Asistir al más oscuro, ayudarlo a iluminarse en vez de darle más excusas para alejarse de la Luz, es tarea y obligación del “despierto” pues todos, oscuros e iluminados somos células del mismo cuerpo. Todo el cuerpo padece la enfermedad de unos pocos, vasta un solo asesino para que la vida de todos corra peligro en una comunidad…

Quien está atrapado en la supervivencia y apenas logra sobrevivir viviendo como un animal, consiguiendo solo casa donde dormir, algo que comer y beber, ese no tiene tiempo ni espacio mental para concebir consciencia alguna, está atrapado en la necesidad que como una rabia mal curada lo mantiene en un estado constante de acecho y de alerta. La ayuda debe comenzar por esos que no tienen paz, esos que no han conseguido mantenerse a flote y contar con el espacio mental para entonces enfocarse a temas más allá de las demandas del mecanismo humano animal. Por otro lado están aquellos que se aprovechan de los que están atrapados en las necesidades básicas y de la desgracia de otros hacen su oportunidad de negocio. En estos también hay que trabajar brindando consciencia, iluminando a estas personas.

Necesitados de bienes indispensables para la vida, necesitados de moral, necesitados de buena educación, necesitados de consciencia despierta, todos ellos necesitan ayuda, y todos nosotros somos necesitados de la ayuda de otros, cada uno en su grado de necesidad por supuesto. Ayudando activamos el proceso de la ayuda, aceptando la ayuda lo hacemos fluir y así el cuerpo de la especie humana del cual cada uno de nosotros es una célula, irá sanando y recuperando el equilibrio y con él toda su capacidad y plenitud.

Saludos

Nicolás Niglia

La Religión y la Consciencia.

No son justos los que conocen la Ley (la Voluntad de Dios), sino aquellos que la cumplen, pero aquellos que no conociendo la Ley la cumplen por naturaleza, esos son ley para sí mismos pues, la Ley está escrita en sus corazones siendo testigo su conciencia. Por ello, no es el conocimiento de la Ley (dogmas y doctrinas religiosas) lo que nos justifica -nos salva ante “el Juicio de Dios”- sino el cumplimiento en el ejercicio cotidiano de los designios de la consciencia (de la Ley manifestada a través de nuestra intención).

Entonces, no es lo importante conocer la Ley o acogerse a religión alguna, sino tener un corazón sano donde la Ley surge natural y sin excusa. No fue el conocimiento ni la sabiduría lo que justificó a Abraham ante Dios sino su Fe y su obediencia incondicional, la Ley fue dada 430 años después a través de Moisés. Pues la Ley es para el que aún no ha abierto su corazón más quien ha abierto su corazón es Ley en sí mismo, porque ese de corazón sano es la Consciencia Viva Yo Soy, es el Verbo encarnado, es Dios en acción aquí y ahora!.

Las religiones interpretaron la Ley de Dios difundida a través de quienes abrieron sus corazones y la manifestaron natural y sin excusas, siendo estos una especie de Mensajeros quienes vinieron no a traer un mensaje sino a traducirlo pues el mensaje está grabado en cada manifestación de vida pero no toda vida tiene consciencia para comprender pues muchos creen ver pero son ciegos. Las religiones ordenan el mensaje pero, ¿cómo puede interpretar el mensaje quien no comprende el lenguaje en el que se expresa el corazón? “ciegos guiando a ciegos” ¿Cómo puede decir “esto es poco” o “esto es mucho” quien no ha practicado la Ley en sí mismo, quien no ha degustado el sabor que ella tiene? “Hipócritas que obligas a otros a hacer lo que ustedes no hacen y exigís devoción y respeto, y culpas y expulsas del templo a quien no se acoge a la ley que ustedes ignoran!. Pero, acaso, ¿la religión no sirve, es un recurso de manipulación social como suelen acusarle?

Las Religiones contienen el mensaje de lo que de Corazón abierto, de los que han llamado Profetas, Mensajeros, Enviados, Elegidos… ellos han asumido como propósito de vida el de dar a conocer la verdad del mensaje, son correctores que vinieron a arreglar los errores en la interpretación de la Ley o bien en el uso del poder que la posición les otorgaba como sacerdotes de sus pueblos. Las Religiones contienen Verdades,  contienen las estrofas de la Verdad, traducidas por esos seres que vinieron con ese fin, no con el de formar religiones sino para traducir la Verdad en términos que sean comprendida y así aplicada por el que más lejos estaba de su senda.

¿Por qué atender primero al más pobre de corazón, al que tiene su corazón cerrado, bloqueado? ¿no debería ser primero atendido el más virtuoso y recibir distinción entre los otros? Porque toda organización humana y considerando a la humanidad es un cuerpo organizado, tiene la virtud que el más virtuoso de los hombres que la compone puede tener y es tan miserable como puede serlo el más miserable de los hombres que la conforma por eso, atendiendo al más miserable y sanándolo se sana a todo el cuerpo o, acaso, cuando tu cuerpo enferma no solo se afectan las células y órganos enfermos sino que todo tu ser se turba ante el dolor y la fiebre… entonces, atenderás primero el foco de la enfermedad, sanarás las células y órganos enfermos y todo el cuerpo irá sanando conforma se sanan las células y órganos que han originado el problema. Así también el cuerpo social.

En las religiones están las estrofas de la Verdad, pero no todas, sino que cada religión ha tomado y ha hecho suya esa parte de la Verdad que han traducido al idioma vulgar los mensajeros a quienes que quienes la religión reconoce y adora en su devoción. Cada mensajero ha hablado en el idioma del colectivo humano al cual ha sido destinado su mensaje. No hay diferencian sustancial entre una y otra estrofa, como no hay diferencias entre las estrofas que componen la misma historia aunque cada una de ellas se refiera a distintos momentos y circunstancias.

Las religiones son necesarias, en ellas se congregan los sedientos de Verdad, los que buscan al Reino pero son ciegos para ver y sordos para escuchar así como el cachorro que apenas sale del vientre de su madre se arrastra hasta la teta y de ella recibe todo lo necesario para vivir mientras crece. Así el hombre que busca la Ley, la religión, el dogma y el ritual, reconoce su limitación y busca la Verdad como puede. A ese  hombre lo salva su intención porque se ha dicho que: “el que busca encuentra, al que llama e le abrirá la puerta y al que pide se le dará”. Cada vez que acusamos a la religión por el error de algunos que se hacen llamar religiosos o de quienes forman parte de la estructura de la organización, cometemos un error pues aquel que ostenta la miseria y condena a su orden a ser tan miserable como él mismo lo es, aquel debe ser sanado para elevar la virtud no solo del sujeto sino de su orden religiosa. Acaso Dios te condena por pecador o te perdona y te redime, ¿cómo puede pedir perdón y arrepentirse quien ignora su error, quien está ciego para ver y ordo para escuchar? ¿cómo pueden arrepentirse quien “no sabe lo que hace”?

Ayuda al ciego y al sordo, ayuda al ignorante, no te aproveches de ellos, no los acuses por las consecuencias de sus limitaciones más bien ensénale con ejemplo, ¿cómo? el corazón abierto es Dios en Acción, si tu corazón está abierto, entonces, ante ese que es ciego y sordo e ignorante, actúa tal cual actuaría Dios, tal cual desearías que Dios actúe ante tus errores, no los que conoces sino aquellos que aún permanecen bajo el manto de lo incomprensible e imperceptible, no sea que cuando ese manto se corra caiga sobre vos el juicio y halles excusa que te salve pero, si actúas como Dios actuaría ante el error de los otros, entonces, habrás ganado la absolución de tus errores, de esos que aún permanecen ocultos ante tus ojos.

Cuando abrimos nuestro corazón, no necesitamos acogernos a la religión, no necesitamos atender la Ley que ha sido dada al hombre a través de los Mensajeros. Solamente debemos actuar desde el corazón, teniendo como testigo y Guía a la consciencia, al que Yo Soy más allá de la identidad que he asumido en esta experimentación como ser humano, en mi caso la de Nicolás. Vivir en esta dualidad donde ambos “Yo” actúan despiertos y conscientes, es como vivir en un matrimonio perfecto. Ambos deciden, ambos comparten lo mejor de cada uno, el Yo Ego, ese que ha surgido de la condición humana y de la experiencia en este suelo convive con el Yo Divino, ese eterno y completo. Ambos conforman el Matrimonio Primordial.

Entonces, la religión, el dogma, el ritual, la Ley dada a los hombres debe ser respetada y todo aquel que aún es pequeño para caminar solo, debe entonces acogerse a la Ley así como el niño agarra la mano de su Padre para andar por la calle, hasta que aprenda a caminar solo y entonces, cuando su corazón esté abierto será él mismo la manifestación de la Voluntad de Dios en acción, será el mismo un Mensajero, será ejemplo vivo de lo que Es.

Estos son los dos caminos en esta vida, los dos Caminos que debes tomar, uno el de la Ley cuando aún eres ciego para ver, aunque veas… y sordo para oír aunque escuches…. pero claro, es preciso humildad para aceptar tu limitación y “arrodillarte” ante la Ley. Y, el otro camino, es el Camino del Despierto, el que ha abierto u corazón y vive en conexión y sincronía con la Ley, es él la Consciencia Viva del Yo Soy experimentando el aquí y ahora, conviviendo en perfecta armonía con el Yo Ego, así como un matrimonio perfecto unido por el AMOR.

Saludos amigos/as

Nicolás Niglia

Equilibrio Alfa Omega

Inconsciente (instinto) – subconsciente (creencias, aprendizaje)-consciente (noción y comprensión del YO y del TODO)

Quienes copian los hábitos característicos del estado de consciencia simulando ser algo que no son, actúan como el “perro que da la patita“, parece que te estuviera saludando pero en realidad no tiene idea de lo que está haciendo sino que sabe que a cambio recibirá un bizcocho un reconocimiento.

El estado de consciencia, el nacimiento del Ser Espiritual Yo Soy, el Cristo, nos permite transmutar el Omega en nosotros, es el despertar del Alfa en nosotros, de lo contrario estaremos atrapados en la condición mecánica animal humana (Omega) y aunque nos comportemos como otra cosa no lograremos salirnos de allí. Por eso es importante deshacernos de todas las creencias que nos hacen parecer ser una cosa que no somos y debemos por fin actuar a consciencia, de manera autentica para lo cual debe existir una completa aceptación de lo que somos e introspección para descubrirnos en la esencia de nosotros mismos.

Vivimos entre dos fuerzas que convergen en nosotros. Ambas naturalezas componen lo que somos y lo que este mundo es. Somos un elemento constitutivo y natural de este mundo. Estas dos fuerzas son las que llamamos Alfa y Omega, una representa la Plena Consciencia que rige todo lo que Es y la otra la plena inconsciencia, lo que sería la contracara. Omega es ausencia plena de Alfa y Alfa es consciencia absoluta.

 

equilibrio 3D

 

En nosotros convergen ambas fueras y determinan nuestra realidad pero, ¿cómo podemos identificar su origen, cómo podemos distinguirlas en lo cotidiano de nuestra vida?

Todos los seres humanos estamos sujetos a un sistema de funcionamiento del cual surgen los comportamientos que nos caracterizan, este mecanismo automático de estímulo – reacción (pues prescinde de nuestra participación deliberada) es lo que llamamos: instinto. El instinto es común a todos los individuos y es la expresión pura de la fuerza Omega en nosotros. El instinto es inconsciencia pues actúa de manera autónoma e independiente de nuestra voluntad. Entonces, podemos decir que la fuerza Omega, la cual representa la ausencia de consciencia, la contracara del Alfa, es el estado de inconsciencia, la “oscuridad” en nosotros y es, precisamente, lo que nos densifica y nos mantiene en esta realidad dimensional.

Por otro lado está el Alfa. El Alfa es la presencia de consciencia es decir, es la noción activa que tenemos de nosotros mismos y de las circunstancias, de lo que nos pasa y del por qué nos pasa lo que nos pasa, es la comprensión del funcionamiento de la realidad, es el discernimiento de las leyes que componen y determinan cada realidad tal como es. El Alfa es conocimiento, es consciencia presente y activa. El Alfa no surge del mecanismo animal humano, del instinto, sino que procede de la condición Espiritual humana, del que somos antes y después de la encarnación en el sujeto humano.

Ambas naturalezas y estados convergen en cada individuo y componen la dualidad, el “dilema existencial”, pues en cada circunstancia de la vida que requiere una decisión será una u otra naturaleza la que asumirá el poder y decidirá qué camino tomar “llevando así harina para su costal”. De acuerdo a qué naturaleza del que somos rige las decisiones que tomamos a diario, entonces así será nuestra realidad cotidiana, más próxima al Omega o al Alfa de acuerdo a qué fuerza de ambas es la que tiene el poder de influir en nuestra vida.

Un ejemplo sencillo para comprender esta convivencia sería el siguiente: el hambre surge del mecanismo animal humano, es un impulso inconsciente, es decir, se activa más allá de nuestra voluntad de alimentarnos o no. Lo que hacemos a partir del hambre es lo que determina la realidad de lo que somos, es lo que nos condena a una realidad tendiente al Omega (involución) o al Alfa (Evolución), dependiendo esto de cuán conscientes seamos en la decisión que tomamos a partir del impulso del hambre.

Si, por ejemplo, cuando sentimos hambre tomamos cualquier cosa de cualquier lugar que esté más cerca sin importar si es nuestro o si nos hace bien y lo único que nos importa es “apagar” la sensación molesta y dolorosa que es el hambre, entonces, estamos actuando desde la inconsciencia pero, si por ejemplo decidimos en base a un orden de convivencia que no irrumpa los derechos y la paz de los demás, que no afecte a otras vidas y elegimos a consciencia qué comer, qué es lo mas apropiado para alimentar el cuerpo, qué alimentos son los que menos desequilibrio causan en el medio ambiente, etc. Allí estamos actuando a consciencia y así transmutamos el Omega que se manifiesta a través del hambre en el Alfa que se concreta a través de una decisión surgida de un estado de consciencia. La Luz siempre transforma la oscuridad pero para ello debemos encenderla!

El estado de consciencia activo nos permite entonces transmutar la naturaleza Omega en nosotros, la oscuridad, en Alfa y así, el impulso surgido del inconsciente lo transformamos en una acción consciente. Este es el aprendizaje principal que nos provee esta realidad como seres humanos y este mundo de 3D. Aprender a transmutar Omega en Alfa. Pero para ello debemos “encender” el Alfa en nosotros, debemos conectarnos a la naturaleza Divina de lo contrario estaremos “atrapados en el Omega” y sujetos a los impulsos automáticos del instinto.

Existe una posición intermedia entre el Inconsciente (Omega) y el Consciente (Alfa), esta es el Subconsciente. Este estado es, tal vez, el generador de la mayor parte de los conflictos humanos. Como he dicho, el estado inconsciente surge del sistema de funcionamiento humano animal que es común a todos y que llamamos “instinto” y el estado consciente es la noción de nosotros mismos y la comprensión de las leyes que determinan la realidad tal cual es, por ejemplo la ley de causa y efecto. El estado subconsciente es el “gris”, surge del aprendizaje y de la estimulación externa, y se compone de todos los programas de funcionamiento aprendidos o inculcados en nosotros que se agregan al mecanismo automático de funcionamiento tal cual el inconsciente.

Entonces, una persona puede por ejemplo tener hábitos y costumbres de alimentación como las de una persona consciente (tal cual el ejemplo anterior) pero en realidad no está actuando a consciencia sino que está siguiendo un patrón de comportamiento automático aprendido y programado en su subconsciente. Esto no es conciencia y por ende no transmuta nada, el hecho de comportarnos como si estuviéramos “Despiertos” no nos da el poder del Alfa.

El estado de consciencia activa nos provee la facultad de transmutar el Omega en nosotros, tanto el que surge del instinto como el que proviene de creencias negativas, traumas que hemos almacenado en el subconsciente a raíz de nuestra experiencia y de lo aprendido, pero esto surte efecto solo si estamos en conexión con la naturaleza Divina, con nuestro Ser Espiritual.

Cuando adoptamos hábitos y costumbres propias del estado de consciencia pero lo hacemos sin consciencia es decir por costumbre, por emulación, por dogma, no sirven para nada! Cuando tu perro te da la patita porque así le has enseñado, no te está saludando! Está llevando a cabo un habito que asocia con el bizcocho que le darás a continuación de ese gesto. Las personas que adoptan costumbres que son características del estado de consciencia pero lo hacen de manera automática (inconsciente), actúan como el perro que da la patita, parece que estuviera despierto pero en realidad no tiene idea lo que está haciendo.

Saludos
Nicolás Niglia